El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta señaló que “una o dos” notarías que fueron asignadas durante el sexenio de Rafael Moreno Valle, sí son regulares por lo que no se revocarán las patentes y tampoco se realizarán cambios en sus titulares.

En octubre de 2019, el gobierno de Barbosa acusó que las 29 notarías entregadas en la recta final de la gestión morenovallista eran irregulares pues no tenían decreto de creación, además de que algunas eran operadas por prestanombres, por lo que se inició una investigación.

“De las 29, una o dos están regulares. Entonces no vamos a hacer nada contra ellas. En la revisión de documentos se encontró que tenían una regularidad en todo su funcionamiento, y las otras están en proceso (…)”, dijo Barbosa al ser interrogado sobre el tema en su conferencia de prensa de este viernes.

De acuerdo con la acusación que lanzó el consejero jurídico Ricardo Velázquez Cruz, en octubre pasado, se investigaban delitos como uso indebido de documentos, falsedad de declaraciones y asociación delictuosa en las 29 notarías que fueron entregadas en la recta final del sexenio morenovallista.

En esa ocasión el funcionario señaló que había suficientes elementos para revocar la asignación de las patentes en los 29 casos, pues no se emitió un decreto de creación como establece la Ley del Notariado.

En su conferencia de prensa de este viernes, el gobernador indicó que tras la investigación, se encontró que “una o dos” notarías sí son regulares tanto en su creación como en su funcionamiento, por lo que descartó acciones en contra de estas, aunque no señaló los números o nombres de los titulares de las mismas.

El gobernador recordó que en el Periódico Oficial del Estado ya fueron publicados los decretos de la revocación de las patentes de 8 de las 29 notarías, lo que implica la finalización del proceso.

Esos casos son la notaría pública número 6 del distrito Judicial de Cholula que estaba a cargo de Alejandra Maupomé Cagical, quien es esposa del ex secretario de Finanzas, Roberto Moya Clemente.

Otro caso es la de notaría pública número 10, del distrito judicial de Tehuacán, expedida a nombre de Alejandro Julián Rosas Moro.

En anteriores declaraciones del consejero jurídico Ricardo Velázquez Cruz, se dijo que esa oficina en realidad era dirigida por René López Cárdenas.

Lo mismo ocurre con la notaría pública número 12, del distrito judicial de Tehuacán, a nombre de Flor de Naranjo Tirado Alejo que, de acuerdo con el gobierno del estado, era operada por ex diputado local por Nueva Alianza, Cupertino Alejo Domínguez.

La patente de la notaría pública número dos de Tepexi, expedida a nombre de Gabriela Montoya del Río, también fue revocada. Según la administración estatal, la oficina en realidad estaba a cargo de Aurelio Hoyos Flores.

La administración estatal también revocó la patente de la notaría pública número cinco del distrito judicial de Tepeaca, expedida a nombre de María Dolores Martínez Barradas, así como la de la notaría número 8 del mismo municipio, que estaba a cargo de Beatriz del Rosario Triana González pero que según el gobierno del estado, era operada por el exdiputado Mario Rincón González.

Otro caso es el Yesenia Bonilla Pérez, titular de la notaría pública número 2 de Tetela, que según refirió el gobierno del estado, era operada por Noé Ronquillo Cuevas.

Así como el caso de a notaría pública número cuatro de Tecamachalco que fue entregada a Juan Carlos Tapia Santander pero que presuntamente está a cargo de la ex diputada federal Lilia Arminda García Escobar.

Barbosa indicó que de los 29 casos, 13 están en proceso de entrega de la patente pues ya hay acuerdos con los titulares, mientras que en los seis casos restantes se presentaron amparos, los cuales aún no se resuelven.