El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta convocó a la alcaldesa capitalina Claudia Rivera Vivanco a una reunión este viernes para elaborar el protocolo a seguir para la realización de la ceremonia del Grito de Independencia, el próximo 15 de septiembre.

La alcaldesa, quien sostiene una pugna política con el mandatario, aceptó la invitación pues comentó que se trata de un asunto de trabajo. “No nos contrató la ciudadanía para caernos bien”, dijo durante la sesión de Cabildo que realizó este viernes y en la que informó del encuentro.

En la sesión refirió que mientras esta concluía, al encuentro acudiría la secretaria del Ayuntamiento Liza Aceves López, y que posteriormente ella se sumaría a la reunión de trabajo.

Las diferencias entre Rivera y Barbosa han escalado hasta una denuncia que la primera interpuso ante el Instituto Electoral del Estado (IEE) en contra del mandatario, por violencia política de género.

Anteriormente, la alcaldesa recurrió a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para interponer una controversia constitucional por la intención del gobernador de asumir el control de la seguridad en la capital.

Por su parte, el gobernador ha acusado a Rivera de falta de coordinación con su administración y de ser omisa en atender el problema de inseguridad de la capital.