Como consecuencia de la pandemia de Covid-19 legisladores federales de Puebla descartaron un alza al presupuesto de Puebla para 2021 y estimaron que será el mismo de este año.

A unos días de que el presidente de la república envíe el Paquete Económico al Congreso de la Unión, el diagnóstico para la entidad es que no recibirá más de los 95 mil 16 millones 493 mil pesos que se le aprobaron para 2020.

El senador de Morena Alejandro Armenta Mier, presidente de la Comisión de Hacienda en la Cámara de Senadores, anunció que ya habló con el gobernador Miguel Barbosa Huerta para informarle que se proyecta asignar al estado los mismos recursos de este año.

En entrevista refirió que ha sostenido reuniones virtuales con el mandatario para analizar las proyecciones económicas y han coincidido en que no hay forma de que la entidad tenga un alza presupuestal.

Si bien reconoció que el panorama nacional no es positivo a raíz de la pandemia, destacó que los indicadores financieros al menos son estables y no van a la baja, así que al menos no se pronostica una caída importante.

El senador morenista vio muy probable que se deban realizar reasignaciones en los estados para que los rubros prioritarios como salud y educación no se vean afectados.

Por ello adelantó que en septiembre realizará foros para que legisladores y gobernadores analicen los ajustes al presupuesto y se elabore un plan de reactivación económica para 2021.

Prevén recortes

El diputado federal Alejandro Carvajal Hidalgo (de Morena) pronosticó una caída de hasta el 10 por ciento en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) y advirtió que esto podría afectar a Puebla.

En entrevista coincidió en que los rubros esenciales como salud y educación no tendrían que verse afectados en el estado, pero anticipó recortes en infraestructura y proyectos federales.

En su opinión el panorama es negativo en todo el país, pues señaló que en la contingencia sanitaria cayó 30 por ciento la recaudación fiscal, igual que la renta petrolera, mientras a nivel nacional se perdió un millón de empleos formales.

Para la reactivación económica aseveró que el gobierno estatal debe invertir en infraestructura social para la creación de empleos y atraer inversión extranjera, a fin de amortizar la recesión económica.

Anticipan golpe a infraestructura 

La diputada federal Nelly Maceda Carrera (del PT) anticipó recortes en infraestructura por considerar que tanto el gobierno federal como el estatal tendrán que “sacrificar” algunos rubros.

En entrevista por separado dio por hecho que habrá recortes presupuestales derivados de la crisis económica ocasionada por la pandemia, así que los gobiernos deberán “cuidar” el gasto.

Dijo que desde el gobierno federal se priorizará la salud, la educación y los programas sociales, por lo que sugirió hacer lo mismo en el estado.

La diputada federal Inés Parra Juárez (de Morena) se mostró optimista y descartó recortes derivados de la pandemia, aunque sí adelantó ajustes y reasignaciones.

Dijo que lo principal será inyectar recursos al sector salud y a la reactivación económica, pero rechazó que se vean afectados los programas sociales o la obra pública.