Limpieza constante, de empleados y usuarios, así como un estricto protocolo de acceso son parte de la "nueva normalidad" en los gimnasios de Puebla tras su reapertura esta semana,  uno de los primeros giros comerciales en cerrar con la llegada del Covid-19.

Uno de estos casos es el gimnasio Strength Fit Fitness Center, en la colonia El Mirador, el cual inicio labores esta semana con nuevos protocolos, uso de cubrebocas obligatorio y permanencia de solo una hora con 45 minutos.

Uno de los encargados del lugar explicó que el protocolo inicia al ingresar a las instalaciones donde se  toma la temperatura, que no rebase 37.5 grados; el  uso de cubrebocas es obligatorio en todo momento dentro de las instalaciones.

Por disposición oficial únicamente se encuentran operando con el 30 en por ciento de su capacidad, aunque en la realidad su porcentaje  es menor pues por turno, máximo llega a haber 20 personas y hay espacios donde solo hay cuatro o cinco.

https://twitter.com/marybelmory/status/1293644036193099778?s=21

Se ha pedido a clientes elegir uno de los horarios disponibles, será fijo toda la semana y tendrán tolerancia de 10 minutos para llegar, a fin de que no se rompa con el resto de los horarios.

Entre cada turno se realizan limpieza y desinfección de las instalaciones, Por ahora el uso de regaderas se encuentra suspendido hasta que el semáforo epidemiológico esté en verde.

"Estamos dando citas de 1:45 horas de entrenamiento y los 15 minutos restantes son para sanitizar el gimnasio. El entrenador les pide que cambien su toalla y se les deja líquido sanitizante con toallas para ellos hagan la limpieza de su equipo, pero ya que se van los usuarios, damos otra pasada”.

Para los usuarios la medida ha sido bien vista y ha permitido que se hagan responsables de su propia seguridad pues cada vez que acaban de usar un aparato ellos se encargan de limpiarlo.

El pasado 7 de agosto el gobernador Miguel Barbosa Huerta presentó el plan de reapertura económica que dicta que la operación de clubes y gimnasios deportivos deberán pasar por una validación de riesgos, emitido por Protección Civil del Estado. 

El encargado señaló que fueron los socios de la cadena quienes se encargaron de hacer los trámites, por lo que desconoce el tiempo que pueden durar los mismos. En la entrada del lugar se puede ver el distintivo entregado por la Secretaría del Trabajo y un aval de Cofepris.