Las lluvias que se registraron en la Sierra Norte de Puebla desde el sábado 8 de agosto ocasionaron deslaves, el desborde de ríos, el colapso de puentes así como el taponamiento de caminos, que dejaron a comunidades enteras incomunicadas, tal es el caso de San Felipe Tepatlán.

Al respecto, la alcaldesa Yaneth Dávila Santos dijo que ya trabaja en conjunto con la población para agilizar el proceso de rehabilitación de caminos, pues las personas no pueden entrar ni salir de las comunidades debido a que los accesos se encuentran sellados y los puentes colapsaron.

A causa de este desastre natural se registraron más de 350  viviendas con daños, algunas de ellas se perdieron en su totalidad a causa de los derrumbes, además se contabilizaron 82 deslaves de gravedad, tan solo en la cabecera municipal de Tepatlán

Esta situación afecta de manera directa a 350 familias tan solo de San Felipe, sin embargo la Sierra Norte de Puebla está conformada por 65 municipios.

La presidenta municipal pidió el apoyo del gobierno del estado para atender cuanto antes la rehabilitación de las carreteras de la comunidad, pues el desborde de los ríos provocó que el agua se saliera de las cunetas y su destrucción: dejando zanjas de 50 a 60 centímetros.

“Ayer habíamos logrado llegar a la primera comunidad con maquinaria que el ayuntamiento rentó para despejar el camino en Altica, pero con la lluvia de la noche se volvió a tapar el camino”, comentó

“La cabecera municipal está totalmente incomunicada se nos fue un tramo carretero de aproximadamente 150 metros, urge la rehabilitación de los puentes pues la cantidad de agua se metió a las carreteras y nos dejó zanjas en todos los caminos”, agregó.

Esta situación se convierte en algo de primera necesidad, debido a que las personas que viven en las comunidades más afectadas como La Guadalupana se están quedando sin comida, pues no pueden salir a conseguir víveres.

“Estamos trabajando junto con Protección Civil, la Policía Estatal, El DIF estatal, la ciudadanía ha estado trabajando con nosotros, solicitamos el apoyo del gobierno del estado y el gobierno Federal queremos entrar al fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), pues esta situación es preocupante”.