Luego del linchamiento ocurrido en San Marcos Tlacoyalco el pasado domingo por la noche, Nelson Beristain Macías, presidente la demarcación mencionó que ya no se tolerarán más acciones de este tipo, al mismo tiempo llamó a la cordura a la población y manifestó que se llevaran a cabo las investigaciones pertinentes para esclarecer los hechos.
 
De igual forma expresó que hasta el momento no han tenido algún acercamiento o algún tipo de observación por parte de la Comisión de  Derechos Humanos (CDH) de Puebla, sin embargo, en dado caso de que se genere algún diálogo, se trabajará en conjunto con la dependencia si así fuera necesario.
 
Asimismo solicitó a la Fiscalía General del Estado (FGE), que trabaje para esclarecer esta situación y que su desempeño sea de manera transparente para que se pueda dar con los responsables.
 
En lo que respecta a cómo sucedieron los hechos, refirió que el pasado domingo por la noche, una aglomeración de poco más de mil personas se concentraron en la zona y participaron en este disturbio, dónde pese a los esfuerzos de la Policía Auxiliar y la Policía Municipal, no se pudo contener a las personas, asimismo dijo que aunque la población se encuentra a solo cuatro kilómetros del centro de Tlacotepec, se ofreció pronta respuesta y se activó el protocolo de linchamiento, pero ya no pudieron hacer nada.
 
Dijo que fueron cinco policías municipales los que resultaron afectados por la trifulca, quienes fueron canalizados para su hospitalización, sin embargo, ninguno de reportó como grave.
 
Manifestó que a la víctima se le acusó de presuntamente querer robarse a un menor, lo cual hasta el momento no ha sido comprobado, además de que el tema de los "robachicos" en ese lugar solo es un rumor, pues hasta el momento no han atendido ni un solo caso parecido.