Un guardia de seguridad privada, de 62 años de edad, fue asesinado en el sótano del edificio Aurus, de la colonia Anzures, frente a plaza Dorada, a tan solo una calle de la Fiscalía General del Estado de Puebla.

La víctima identificada como Gelacio H.V., fue atado de pies y manos, además de que presentó huellas de estrangulamiento.

El cuerpo del sexagenario fue descubierto la mañana de este 10 de agosto en un dormitorio ubicado en el sótano del citado edificio. Tras el aviso al número de emergencias, cerca de las 9:30 horas, paramédicos de SUMA, policías estatales, municipales y agentes ministeriales se trasladaron al lugar.

Una vez en el número 3319 del bulevar Mártires 2 de Octubre, entre bulevar 5 de Mayo y la calle 8 Sur, los cuerpos de emergencia confirmaron el deceso de la víctima, por lo que la zona fue acordonada.

Aunque de forma inicial se presumió que todo derivó de un robo, más tarde las autoridades policiacas descartaron lo anterior.

Sin dejar a un lado otras líneas de investigación, la Fiscalía General del Estado (FGE) dio inicio a la carpeta número 382/2020/ de la Unidad Especializada en la Investigación de Homicidios para esclarecer los hechos.

Concluidas las pesquisas de ley, a las 12:30 horas, el cuerpo de la víctima fue llevado al Servicio Médico Forense (Semefo) donde mediante necropsia se confirmará la causa de muerte.