Regidores del ayuntamiento de Rafael Lara Grajales denunciaron esta mañana acciones de encubrimiento por parte del edil de dicho municipio a funcionarios que incurren en faltas administrativas.

En conferencia de prensa esta mañana, un total de siete de los ocho regidores y la síndico relataron que para este martes convocaron a sesión extraordinaria para destituir a cuatro integrantes del gabinete, quienes supuestamente se han prestado a manejos opacos ante el desvío de recursos, por órdenes del alcalde Jorge Alejandro Vera Palacios.

Sin embargo, expusieron que el presidente municipal se negó a que la sesión se llevara a cabo, bajo el pretexto que los regidores no están facultados para convocar a cabildo. Agregaron que las diferencias entre el munícipe y los regidores estuvieron a punto de terminar en golpes, debido a que Alejandro Vera presuntamente infiltró un grupo de choque para reventar la sesión de Cabildo.

Recalcaron que ante la posible situación de ingobernabilidad que se vive en el municipio,  es necesaria la intervención del Gobierno del Estado y el Congreso local que si no intervienen en el municipio, se pone en riesgo la integridad misma de los regidores y la síndico.

Desatención a la pandemia

Por otra parte, solicitaron el apoyo de las autoridades estatales para que se trabaje en la prevención del Coronavirus, con la intención de frenar muertes y contagios en el municipio, dada la condición de abandono en que se encuentra el ayuntamiento. Pidieron que se distribuyan cubrebocas y gel antibacterial, y se disponga de una ambulancia para trasladar a personas contagiadas a los hospitales de la región o la capital del estado.

Al mismo tiempo, informaron la disposición por parte de los regidores para recabar firmas entre los ciudadanos de Lara Grajales con la intención iniciar el proceso legal para buscar la revocación del mandato del presidente municipal.

Finalizaron informando que la próxima semana se trasladarán a la ciudad de México para pedir la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador, a falta de respuesta de las autoridades poblanas.