El cierre dominical previsto en el decreto para la reapertura comercial en Puebla fue acatado por casi todos los negocios del Centro Histórico de Puebla y centros comerciales, sin embargo esto no impidió que miles de poblanos salieran a las calles y abarrotaran desde parques hasta plazas.

Durante un recorrido realizado por e-consulta se pudo constatar que gran parte de las zapateríastiendas de ropa y demás negocios no esenciales que mostraron actividad desde el viernes tras el anuncio del gobernador Miguel Barbosa Huerta, respetaron el cierre ordenado para este domingo.

Según lo establecido en el decreto, los negocios no esenciales podrán operar en Puebla con un aforo máximo del 30 por ciento y solamente de lunes a sábado, con horarios dispuestos según el giro comercial, situación que fue acatada por el 90 por ciento de los negocios.

Sin embargo en las principales calles del centro de la ciudad se pudo ver a familias completas, algunas incluso sin cubrebocas, las cuales simplemente paseaban por las calles ante el cierre de la mayoría de los establecimientos, mientras que otras aprovecharon la instalación de mesas que algunos restauranteros hicieron, retando a las autoridades, ya que esto solo está permitido de lunes a sábado.

Los principales beneficiados del desorden en el Centro de Puebla fueron, una vez más, los  comerciantes informales sobre la calle 5 de Mayo, la 4, 6, 8 y 10 Poniente-Oriente, donde siguen operando pese a no cumplir con las medidas de sanidad ni dedicarse a la venta de artículos esenciales.

 

Liverpool y Suburbia cierran pero gente atiborra plazas

Las principales plazas comerciales de Puebla también se mantuvieron abiertas debido a que la mayoría tiene locales de artículos o servicios esenciales.

Las principales cadenas como Liverpool, Sears, Palacio de Hierro o Suburbia acataron la medida y cerraron sus puertas o restringieron su actividad a la entrega de paquetes por venta en línea.

En Parque Puebla decenas de personas hacían fila para poder entrar a pesar de que el personal de la plaza les informaba constantemente que aunque entraran, la mayoría de los locales estaban cerrados, lo cual no fue suficiente para persuadir a los visitantes de que regresaran a sus hogares.

Una situación similar se pudo ver en Plaza Loreto, donde una vez más familias completas acudieron  a Bodega Aurrerá a pesar de que la tienda exhorta a que solamente entre una persona por familia a fin de evitar una gran concentración de personas y así mantener el distanciamiento social.

 

Acatan medidas sanitarias pero persiste el no uso de cubrebocas

Aunque en la mayoría de los comercios se pudo ver que sí se aplican los protocolos sanitarios, como respetar el aforo máximo, el gel antibacterial y la toma de temperatura, aún se pudo apreciar que muchas personas caminan por las calles sin usar cubrebocas.

Cabe recordar que de acuerdo con el decreto emitido el viernes por el gobierno estatal, el domingo es el único día para no abrir negocios no esenciales y se pide que no se permita la entrada de personas que no usen la mascarilla facial, la cual es la medida más demandada por las autoridades.

Fotos: Maribel Morillón