El TEPJF dejó firmes las sanciones al alcalde de Jalpan, Nicolás Galindo Márquez (de PVEM-CPP), por incurrir en violencia política de género contra la regidora Nora Teresa Barba Hernández, a quien deberá reparar el daño.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) también validó reportar la infracción al Congreso del estado y a la Contraloría municipal para que procedan contra el edil.

En sesión pública la Sala Superior desechó de plano la impugnación con la que el presidente exigía echar abajo la sentencia de la Sala Regional Ciudad de México, que ratificó las sanciones.

Por unanimidad los siete magistrados declararon improcedente el juicio al señalar que no combatía ningún aspecto constitucional, así que la Sala Superior no tenía un motivo para entrar al análisis del tema.

“Se estima la causal de improcedencia porque en los fallos combatidos no se analizó algún planteamiento de constitucionalidad o convencionalidad que pueda ser revisado por esta sala superior, ya que en cada caso las responsables sólo analizaron aspectos de legalidad”, se refirió al emitir la resolución.

Tras declarar que el caso como asunto totalmente juzgado, se determinó desechar el recurso de reconsideración número SUP-REC-125/2020 interpuesto a finales del mes pasado.

Las sanciones

Al quedar firmes las sanciones, Galindo Márquez será reportado ante el Congreso y estará obligado a reparar el daño a la regidora de forma inmediata.

Como Barba Hernández acusó la falta de un lugar de trabajo, exclusión de las sesiones de Cabildo, malos tratos y obstáculos para trabajar, el edil tendrá que entregarle una área de trabajo y convocarla a las sesiones.

Además el alcalde tendrá que tomar un curso de sensibilización sobre la violencia política y abstenerse de incurrir de nuevo en dichas conductas.

Esto bajo la advertencia de que las sanciones serían mayores en caso de haber reincidencia.