La cerveza artesanal es aquella elaborada por una “receta propia” que le da un toque especial y un sabor muy distinto al de la cerveza industrial. Las ventajas de esta bebida son que no contiene elementos artificiales, aditivos, ni conservadores y el sabor es único.

La cerveza artesanal es una mezcla de cuatro ingredientes clave: agua, levadura, malta y lúpulo que se le agregan frutas, especias y hierbas para darle sabores naturales y deliciosos.

Una de las cervezas artesanales más ricas de Puebla es la cerveza Xiutec, originaria de Zacatlán de las Manzanas. Esta cerveza debe su nombre al dios del fuego Xiuhtecuhtli, considerado patrón de reyes y guerreros, dueño del tiempo y abuelo de los hombres, venerado en la antigüedad por el pueblo.

La cervecería surgió en el año 2015 por el Ingeniero Orson Pérez y su esposa, la Ingeniera Araceli Hernández, quienes después de realizar diversas investigaciones sobre la preparación de la cerveza, decidieron elaborar una bebida que representara diversos frutos característicos de la región.

Actualmente, la cervecería cuenta con 11 estilos diferentes de cerveza, pero sin duda alguna, la que más destaca es la Rauchbier de manzana, un estilo de cerveza alemana mezclada con manzanas que se cosechan en la región, dando como resultado un sabor exquisito.

El proceso artesanal de la cerveza Xiutec pasa por 4 etapas: maceración, cocimiento, fermentación y embotellado. En la etapa de maceración, se calientan las maltas -las cuales ya pasaron por un molino- hasta que el almidón se convierte en azúcar. De esta manera, se forma una capa filtrante, de la cual se extrae el líquido filtrado que recibe el nombre de mosto.

En la etapa de cocimiento, se agregan los lúpulos a las maltas y se dejan enfriar.  Cabe destacar, esta combinación da como resultado el sabor único y característico de cada cerveza artesanal.

En la tercera etapa se da el proceso de fermentación, el cual tiene una duración aproximada de 7 días. Durante este tiempo, se revisa constantemente la temperatura, acidez y grado de fermentación. Posteriormente, los azúcares residuales fermentan, la cerveza se aclara y se refina el gusto; esta fermentación oscila de los 30 a 45 días.

En la cuarta etapa, pero no menos importante, se evalúan diversos criterios de la cerveza como la calidad, temperatura, olor, sabor, entre otros aspectos; y se embotella sin filtrar. Posteriormente, se añade levadura fresca y azúcar que dará como resultado una segunda fermentación. Después, se da otra fermentación, la cual se realiza en un almacén climatizado durante 2 semanas.

 

<iframe src="https://www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fcerveceriaxiutec%2Fposts%2F2900912379922902&width=500" width="500" height="500" style="border:none;overflow:hidden" scrolling="no" frameborder="0" allowTransparency="true" allow="encrypted-media"></iframe>

 

Con información de Cervecería Xiutec.