El presidente del Centro Empresarial de Puebla (CEP-Coparmex), Fernando Treviño Núñez, consideró que debe haber capacitación para los supervisores y agilizar los trámites para el protocolo de riesgos de Protección Civil Estatal que permita a empresas y comercios reabrir  sus negocios con las medidas anunciadas este día por el gobierno del estado. 

En videoconferencia, Treviño Núñez aplaudió la reapertura  de industria, comercios y servicios, en la que cerca de 800 empresas afiliadas a la Coparmex retomarán actividades, permitiendo que aproximadamente 82 mil 500 trabajadores puedan regresar a laborar. 

El dirigente reconoció que no todas las empresas cuentan con el código QR, por lo que ya se encuentran solicitando que se agilicen esos trámites, con la coordinadora General de Protección Civil Estatal, Ana Lucía Hill Mayoral, para retomar las actividades lo antes posible. 

“El único llamado que le haríamos a Protección Civil es que se agilice esto para que no sea un problema y también hacer un llamado a los gobiernos municipales y estatal y a la misma Protección Civil para que esto no sea un impedimento, sobre todo para aquellos sectores que ya se habló y que pueden activarse. Y pedir a las autoridades que apoyen y más que ir a sancionar y multar, que vayan a apoyar”, expuso. 

Explicó que desde el sector empresarial reiteran su compromiso  de acatar las medidas y recomendaciones de la Secretaría de Salud, además de exhortar a toda la ciudadanía poblana a respetar las normas de sanidad como la sana distancia, permitir que les tomen la temperatura, usar gel y lavarse las manos constantemente.

Treviño Núñez añadió que el regreso a las actividades será paulatino por lo que la recuperación económica será tardada: “tampoco debemos echar las campanas al vuelo en el sentido de que la economía con esto va a tener un repunte. No como a lo tenemos acostumbrado pero esto es gran avance”.

Finalmente pidió que en el transporte público también se exija que se sigan las recomendaciones sanitarias y que los choferes, al igual que los usuarios, usen cubrebocas y que se controle el aforo en los camiones y  combis para que los pasajeros vayan más seguros, así como más corridas ya que ahora más gente utilizará el transporte público.