Dos días después, autoridades de Protección Civil y trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex), lograron controlar la fuga de gas L.P., originada por una toma clandestina en terrenos de cultivo de San Jerónimo Ocotitlán, junta auxiliar perteneciente al municipio de Acajete, donde incluso se tuvo que realizar una quema controlada para ayudar a despresurizar el gas acumulado. 

Este miércoles por la mañana la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) dio a conocer a través de su cuenta oficial de Twitter que el incendio controlado de la fuga en Acajete que duró 40 horas, ya había sido apagado y se procedería a los trabajos correspondientes para inhabilitar la toma clandestina descubierta 45 horas antes. 

Fue la tarde del lunes, alrededor de las 14:30horas, cuando vía 9-1-1 se alertó a los cuerpos de emergencia sobre una fuga de gas L.P., en los ductos de Pemex que atraviesan los campos de cultivo de la localidad de San Jerónimo Ocotitlán. La columna blanca del combustóleo alertó a pobladores y automovilistas que circulaban por la zona. 

Lo anterior movilizó a elementos de Protección Civil Municipal, Estatal, Guardia Nacional y apersonal de Pemex del sector Tlaxcala, quienes decidieron evacuar a once personas de sus domicilios, además de implementar un radio de seguridad de 500 metros. 

Horas después, especialistas de Petróleos Mexicanos dieron inicio a una quema controlada del gas acumulado en el ducto para ayudar a consumir el combustible y sellar la fuga que afortunadamente no generó pérdidas humanas. 

Palabras clave: Controlan quema, Fuga de gas L.P., Terrenos de cultivo, Sellan toma clandestina.