La ex jueza calificadora de Cuautlancingo detenida junto con sus dos hijos en la zona de Las Ánimas por el presunto delito de extorsión, también fue liberada por falta de pruebas, ante lo cual la juez de la causa no pudo vincularla a proceso.

Fuentes policiacas dieron a conocer que fue ayer por la mañana cuando en el Centro de Justicia Penal de Puebla se realizó la audiencia de vinculación a proceso.

Luego de la exposición del agente del Ministerio Público y de la defensa de la acusada, la jurista determinó que no había suficientes elementos probatorios para sujetar a investigación a la detenida, por lo que fue liberada.

Los hijos de la exfuncionaria de 53 años de edad, es decir Isaac de 20 y Ana Laura de 34, esta última ex empleada del departamento de Prevención del Delito en la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Puebla, también fueron puestos en libertad el 30 de julio, día en el que mediante audiencia se calificó de ilegal su detención.

Fue la propia Fiscalía General del Estado quien infirmó a través de un comunicado que los tres personajes fueron aprehendidos el 26 de julio en la zona de Las Ánimas, cuando pretendían cobrar 7 mil pesos a una persona a la que le exigieron dinero a cambio de información sobre el paradero de su padre presuntamente secuestrado, situación por la que el afectado incluso de manera previa ya había entregado 5 mil pesos.

Tras la amenaza de hacerle daño, la víctima denunció, por lo que agentes de la FISDAI intervinieron y el día del arresto incluso fueron agredidos por Ana Laura, quien activó un arma de fuego.