Mientras en la capital de Puebla se alista la apertura de comercios para el 7 de agosto aún con semáforo epidemiológico en rojo, en municipios del interior se ha ordenado el cierre de establecimientos como una medida para disminuir los contagios de Covid-19.

Además se anunciaron sanciones a los comercios que permitan el ingreso de clientes sin cubrebocas.

Apenas el viernes, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta sostuvo que se ve lejano el cambio de rojo a naranja del semáforo epidemiológico, que permitiría el inicio del desconfinamiento, debido que se registraron más de 250 contagios al día en la última semana.

 

Cierran todo en Libres

El ayuntamiento de Libres llevó a cabo este domingo una pausa en sus actividades comerciales, por lo que pidió a los ciudadanos programar su abastecimiento de alimentos y así evitar salir de sus domicilios a menos que tuvieran que comprar medicamentos.

En ese sentido y por disposición del gobierno de ese municipio, solo pudieron abrir lugares de primera necesidad como hospitales, clínicas, consultorios médicos y farmacias.

Información de la Secretaría de Salud (SSA) actualizada hasta el pasado jueves indica que los casos acumulados de Covid-19 en ese municipio ascienden a 40 y hay seis muertos.

 

En Teziutlán desatienden las medidas

El ayuntamiento de Teziutlán aplica la medida por tercer domingo consecutivo. Según las estadísticas de la SSA, el municipio acumula 229 contagios y 12 defunciones.

La iniciativa se realizó tras confirmarse más de 85 casos en la Minera Autlán que se localiza en esa región.

Sin embargo, medios de comunicación locales reportaron que la población hizo poco caso a la determinación, pues hubo concentración de personas particularmente en cajeros bancarios.

 

Los ayuntamientos de Zacapoaxtla, Chignautla y Xiutetelco también adoptaron la medida y piden a sus habitantes que se abstengan de salir los fines de semana, mientras que se exhorta a los comercios que no sean indispensables que cierren sus puertas.

En Zacapoaxtla, desde el jueves ciudadanos comenzaron a invitar a través de redes sociales a sus vecinos para quedarse en casa y así lograr una reducción de casos

La tarde del viernes, el ayuntamiento replicó la iniciativa en apego a los decretos establecidos por el gobierno federal y estatal.

Tras una reunión con empresarios, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta estableció el siete de agosto como una fecha probable para iniciar de forma paulatina el desconfinamiento y permitir que comercios no esenciales abran sus puertas.

La reanudación de las labores comerciales, sociales y religiosas para el próximo viernes depende de que los casos diarios de Covid-19 no aumenten, aunque el promedio diario de la última semana fue de 250 contagios.

 

Sancionan a comercios que permitan ingreso sin cubrebocas

Por su parte, el ayuntamiento de Cuetzalan estableció sanciones para los comercios que permitan el ingreso de personas sin cubrebocas.

Si el gobierno de ese municipio confirma que alguna persona ingresó a un negocio sin esa medida sanitaria, se le realizan tres visitas y si no cumple, entonces se le hace un apercibimiento.

En Cuetzalan hay 14 contagios acumulados y un deceso, de acuerdo con las cifras del gobierno del estado.

Por su parte, el ayuntamiento de Puebla iniciará esta semana una discusión acerca del uso de cubrebocas y establecer sanciones para quienes no lo porten.

El municipio capitalino reporta 13 mil 990 contagios acumulados y 1 mil 329 muertes, según las cifras estatales.

Foto: Especial