El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, arrancó su gobierno como el décimo mejor evaluado en las encuestas, pero en menos de un año se convirtió en el peor.

El morenisa tuvo su mejor evaluación en diciembre de 2019, pues Mitofsky lo puso como el décimo gobernante mejor evaluado del país, con una aprobación del 40.1 por ciento.

Tres meses bastaron para que el mandatario tocara fondo, pues en marzo, con el inicio de la pandemia por Covid-19, Arias Consultores y México Elige lo pusieron en último lugar de aprobación.

 

Buen inicio y luego desplome 

El morenista asumió la gubernatura el 1 de agosto de 2019 y la encuesta de septiembre de El Financiero fue la primera que lo tomó en cuenta, pues lo colocó en el lugar 15 de 32 con una aprobación del 48 por ciento.

En octubre se publicó la encuesta bimestral de Mitofsky y le dio 36.5 por ciento de aprobación y el lugar 14 al mandatario poblano.

En noviembre la encuestadora Varela y Asociados publicó en la revista Campaings and Elections Research su ranking de gobernadores, y el exsenador salió en el lugar 15, con una aprobación de 34.4 por ciento.

El mismo mes Arias Consultores lo ubicó en el sitio 23, con 19.3 por ciento de calificación a su gestión.

A pesar de eso en diciembre llegó su mejor resultado, al ser parte del “top ten” de mejor evaluados en Mitofsky, con el 40.1 por ciento.

Ya en febrero de 2020, antes de la pandemia, Mitofsky exhibió el primer desplome del experredista, pues del lugar 10 cayó al 16, con una aprobación del 37.7.

 

Cae al último lugar

Para marzo Arias Consultores puso a Barbosa Huerta como el peor evaluado del país, con una puntuación de 3.0.

Ese mes México Elige publicó su primer ranking y colocó al mandatario poblano en los seis últimos lugares, específicamente en el 26, con 34.4 puntos de aprobación.

A finales de marzo llegó la emergencia sanitaria por Covid-19 y fue cuando el morenista afirmó que la enfermedad solo pegaba a los ricos; recomendó comer “caldo de pollo bien picoso” a los infectados y sostuvo que la “vacuna” contra el virus era “un plato de mole de guajolote”.

Esto repercutió en las encuestas de abril, pues Arias Consultores y México Elige coincidieron en su evaluación y pusieron al poblano como el gobernante peor calificado en combatir la pandemia, con calificaciones de 3.7 y 11.1, respectivamente.

Massive Caller también le dio el último lugar de aprobación, con 20.3 por ciento, mientras que en nivel de confianza también fue el peor, con 17.9.

Mitofsky igual exhibió una caída, aunque no tan radical, pues colocó a Barbosa Huerta en el sitio 25 de 32, con 30.1 puntos de aprobación.

 

Cierra entre los peores

Para mayo Arias Consultores quitó a Barbosa Huerta del último lugar de aprobación y le dio el penúltimo, con 13.8 puntos, mientras que Campaigns and Elections Research lo puso en el sitio 14, con 42.7 por ciento de respaldo.

En junio el morenista también dejó el último lugar en México Elige para pasar al penúltimo, pese a que tenía una aprobación del 47.6 por ciento.

Para julio ya no era el segundo peor evaluado en México Elige, sino el tercero, con 33 puntos, sin embargo, su caída en Mitosfky continúo, pues llegó al sitio 28.

Por primera vez el mes pasado Barbosa Huerta fue de los cinco peor evaluados para Mitosfky, con una aprobación de 32.0.

El mismo mes la Coparmex Puebla publicó su encuesta nacional, realizada entre los empresarios afiliados y también pusieron al mandatario poblano en los últimos lugares, con tan 4 por ciento de aprobación.

Foto: Especial