Ana Luisa P.F., ex juez calificador del municipio de Cuautlancingo, ayer quedó sujeta a prisión preventiva necesaria por el delito de extorsión, luego de que la noche del pasado domingo fuera detenida en la zona de Las Ánimas, por exigir dinero a una persona a cambio de darle información sobre el paradero de su padre; sus dos hijos, Isaac y Ana Laura G.P., esta última ex trabajadora de Atención a Víctimas del Delito en la SSC de Puebla, fueron liberados

Ayer por la mañana, la ex funcionaria de 53 años de edad, y sus hijos de 34 y 20 años, fueron llevados al Centro de Justicia Penal de Puebla con el fin de desarrollar la audiencia inicial en el caso. 

Tras la exposición del agente del Ministerio Público y el debate generado con la defensa de los aprehendidos, la juez de la causa determinó que el arresto de Isaac y Ana Laura fue ilegal por lo que ordenó que inmediatamente se les pusiera en libertad. 

Ana Luisa, quien en 2011 fungió como juez calificador en Cuautlancingo, no corrió con la misma suerte ya que en su caso se decretó legal su detención, además de que la togada le impuso la medida cautelar de prisión preventiva necesaria o justificada.

En ese instante, la mujer manifestó a la jurista que tenía algunos problemas de salud relacionados con hipertensión y síntomas de Covid19, por lo que ordenó que recibiera atención médica de forma inmediata, ante lo cual sería llevada a un hospital y no al penal de San Miguel. 

Asimismo, la detenida solicitó plazo de 144 horas para que sea la próxima semana cuando se resuelva si quedará o no sujeto a investigación por los hechos que se le atribuyen, además de que para entonces, se espera que se confirme o descarte si la ex funcionaria padece o no de Coronavirus. 

Ana Luisa y sus hijos fueron señalados por la Fiscalía de Puebla de exigir dinero a una persona a cambio de darle información sobre el paradero de su padre. Bajo engaños, convenció a sus víctimas para que le brindaran información a ella y no se presentaran a denunciar ante la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) argumentando que el caso era peligroso y que ella tenía algunos contactos.  

De forma inicial la mujer exigió 5 mil pesos por avances de la supuesta investigación y al recibirlo solicitó 15 mil pesos más como pago de honorarios, pero únicamente le fueron entregados 7 mil pesos, por lo que la quincuagenaria habría amenazado a las víctimas con hacerles daño si no cubrían posteriormente la cantidad completa. 

Una vez denunciados los hechos ante la FISDAI, el 26 de julio fueron aprehendidos los sospechosos en inmediaciones de Las Ánimas, donde fue citado uno de los agraviados para cubrir el monto total de la extorsión. 

Ana Luisa fue detenida durante el pago, sin embargo de la camioneta en la que viajaba, bajó su hija Ana Laura de 34 años de edad, realizando disparos contra el personal de la Fiscalía pero también fue capturada, sin saldo de personas lesionadas. 

Finalmente, el conductor del vehículo identificado como Isaac N, de 20 años, también hijo de la ex juez calificador intentó huir pero fue asegurado metros adelante.