Este miércoles aprovechando que el mercado municipal Benito Juárez se encontraba vacío por ser el día de sanitización, una cuadrilla de trabajadores llegó para dar mantenimiento a los lavamanos públicos instalados en esa zona, debido a que de los tres solo funcionaba uno.

Para los comerciantes del mercado estos tres instrumentos pensados para la mitigación del contagio de Covid-19 se estaban convirtiendo más en un problema que en una solución “Ya son un estorbo, la gente ya ni se lava las manos, no tienen jabón y no funcionan los pedales”, comentó Maru, una de las locatarias del área de la cecina.

Cabe recordar que en estos lavamanos el ayuntamiento local invirtió más de 200 mil pesos, pues de los 25 que existe 5 fueron donados por el regidor de educación Rodrigo Rodríguez con su salario mensual de este periodo de pandemia.

El Soapama se comprometió a llenar los contenedores siempre que fuera necesario, pero en últimos días las quejas sobre la falta de agua y jabón en ellos fueron constantes por parte de los ciudadanos, mismas que se manifestaron en redes sociales.

Debido a lo anterior la respuesta llegó este miércoles, después de la reparación, los lavamanos quedaron listos para poder ser funcionales.

En tanto, también se vio participación por parte de los locatarios, principalmente los de la zona que da a la vía pública que se conforma por al menos una treintena de puestos dedicados a la venta de fayuca.

Sus propietarios hicieron trabajo de herrería y pintura en sus estructuras como uno de los requisitos para mantenerse abiertos en tiempos de pandemia, por ello entre las tareas fue la separación entre cada uno de los puestos con hules.