Ellen DeGeneres rompió el silencio en medio de la controversia que se ha generado, luego de que antiguos empleados del programa ‘The Ellen DeGeneres Show’ acusaran al equipo de la conductora de cometer actos de racismo, acoso laboral y mantener una cultura laboral “tóxica”.

A través de una carta dada a conocer por la revista “The Hollywood Reporter”, Ellen manifestó: “El día uno de nuestro programa, le conté a todos en nuestra primera reunión que ‘The Ellen DeGeneres Show’ sería un lugar de felicidad: nadie levantaría nunca la voz, y todo el mundo sería tratado con respeto. Obviamente, algo cambió, y me decepciona saber que este no ha sido el caso”.

Acto seguido, la conductora reconoció su falta. “Y por eso, lo siento. Cualquiera que me conozca sabe que es lo contrario de lo que creo y de lo que esperaba para nuestro show [...] Mi nombre es el que está en el show y todo lo que hagamos, así que yo tengo la responsabilidad de esto”.

Por último, la comunicadora también declaró que colaborará con Warner Bros para tomar acciones y así corregir los problemas que se han denunciado. “Como hemos crecido exponencialmente, no he podido estar al tanto de todo y he confiado en que otros hagan su trabajo, como sabían que quería que lo hicieran. Claramente algunos no lo hicieron. Eso ahora cambiará y estoy comprometida a garantizar que esto no vuelva a suceder”.

El show que encabeza Ellen desde 2003 es uno de los más exitosos de la televisión estadounidense, e incluso de los más seguidos en otras partes del mundo; sin embargo, desde hace varias semanas ha estado en el ojo del huracán luego de que diario BuzzFeed publicara un reportaje en el que antiguos empleados del programa denunciaran los maltratos que sufrieron durante su participación en el proyecto.

Conjuntamente, Neil Breen, un ejecutivo del programa Today, de Australia, en 2013, quien ahora tiene su propio espacio, también reveló que cuando la presentadora realizaba una gira de trabajo jamás pudo interactuar con ella ya que sus colaboradores le pidieron: “No hablar con ella, no acercarse a ella y no mirarla”.