Al asegurar que el gobierno del estado ha cumplido con el compromiso de un incremento salarial, el gobernador Luis Miguel Barbosa descartó un conflicto con los policías estatales que este jueves protestaron en contra de su administración.

El mandatario señaló que se atenderán las protestas de los policías y que no se permitirá que sus inconformidades sean aprovechadas por terceros con intereses políticos.

“(…) ya parte del gobierno entabló una comunicación con ellos para, en todo caso, revisar los puntos que dicen no se han cumplido. Para nosotros, se han cumplido todos. Y  así ver, en todo caso, sus razones de expresiones y analizarlas”, comentó al ser cuestionado sobre el tema durante su conferencia de prensa de este jueves.

Por la mañana, un grupo de más de medio centenar de elementos de seguridad pública acusaron falta de medidas para evitar contagios de covid-19, así como incumplimiento en el acuerdo de un incremento salarial.