Un grupo de  trabajadores despedidos injustamente por la empresa Carpe Textiles, algunos hace ya desde hace 11 años y otros recientemente por la crisis de la pandemia, realizó un plantón a las afueras de la empresa ubicada en la Diagonal Defensores de la República para exigir el pago de su liquidación.

Un excolaborador de la empresa textilera explicó a este a medio que desde hace más de 11 años se encuentran en lucha legal 10 personas que en 2009 fueron despedidas injustificadamente por los empresarios José Haces Calvo y José Haces Matanzo, quienes les han negado el pago de su liquidación. 

Los inconformes señalaron a Andrés Hernández Juárez, secretario de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, así como a los licenciados Alicia Luna Romero y Rodrigo Baranda, como servidores corruptos los cuales perjudicaron junto con los abogados la empresa el desarrollo de la demanda interpuesta en 2009. 

“Fuimos despedidos hace once años, en el 2009. Tenemos juicios en la Junta Federal pero con funcionarios corruptos como Andrés Hernández Juárez, Alicia Luna Romero, Rodrigo Baranda se han dado a la tarea junto con los abogados de la empresa a entorpecer nuestra demandas por eso nos vemos obligados a cerrar. Hay juicios que se ganaron en 2018 y no quieren pagar”, reprochó el excolaborador. 

Añadió que el año pasado despidieron a 80 personas más en medio de la crisis de la pandemia, todos despedidos sin justificación y sin ningún pago correspondiente como marca la ley ya que laboraron entre 11 y 15 años, por lo que el pago para los que tienen más años tendría que ser entre 100 y 180 mil pesos dependiendo el sueldo y puesto.