Los centros comerciales de la capital poblana se preparan para su reapertura cuando el gobierno del estado les dé “luz verde”, por lo que los de la zona de Angelópolis han implementado medidas de sanidad y aplicarán restricciones para tener un aforo no mayor al 30 por ciento, con uso obligatorio de cubrebocas

Las más de 69 plazas en Puebla tienen previsto invertir en conjunto unos 500 millones de pesos y buscarán certificarse como espacios seguros, tal y como ya lo han hecho Angelópolis y Solesta.

 

Desde el estacionamiento, los nuevos protocolos

Las nuevas medidas del centro comercial Angelópolis empiezan desde el acceso al estacionamiento, ya que evitarán que los conductores toquen el botón para obtener un “ticket”, que recibirán a través de un sensor de movimiento.

Además los clientes que asistan deberán pasar por un filtro de sanidad colocado en las entradas principales de la plaza, donde el uso de cubrebocas y la toma de temperatura será obligatorio, se aplicará gel antibacterial, desinfectará el calzado por medio de tapetes y se guardará la sana distancia. 

El área de comida contará con la delimitación entre clientes, únicamente habrá servicio para llevar y en las escaleras solo permitirá subir uno a uno, además los sanitarios ya se encuentran con señaléticas para recordar guardar la sana distancia tanto en el lavabo como en de los urinarios.

En plaza Solesta se prevé la toma de temperatura, aplicación de gel antibacterial y se colocaron diferentes carteles con instrucciones en donde piden no tocar las superficies. 

Cabe mencionar que el representante de la Asociación de Centros Comerciales de Puebla, Andrés De la Luz Espinosa, informó en entrevista previa que los centros comerciales, para cumplir con todos los protocolos sanitarios invirtieron más de 500 millones de pesos, para cuando el gobierno del estado les de "luz verde" para reabrir.

Además refirió que las plazas agremiadas a la Acecop ya generan los protocolos necesarios para salvaguardar la integridad tanto de personal como de la ciudadanía en general, ya que lo más importantes es la salud, sin embargo el regreso será de una forma controlada paulatina para evitar la concentración masiva de personas.

De acuerdo con las autoridades estatales, la reapertura gradual de centros comerciales y negocios no esenciales con medidas sanitarias se dará una vez que el semáforo epidemiológico este en fase naranja, situación que no se ha logrado dado el alto número de contagios de Covid-19.

Fotos: Agencia Enfoque