Este miércoles llegó a México por primera vez el buque Siem-Confucius, el cual descargó 357 automóviles del grupo Volkswagen y embarcó a du vez 2 mil 350 unidades de Audi y 3 mil 50 de VW producidas en las plantas de San José Chiapa y Cuautlancingo. 

El grupo Volkswagen informó que como parte de su estrategia de sustentabilidad participa en las operaciones ambientalmente sostenibles de logística y distribución de vehículos con la llegada del buque Siem-Confucius, un navío que funciona con gas natural licuado, más limpio que los combustibles convencionales.

“Con la llegada de esta embarcación a México, el grupo Volkswagen refrenda su compromiso con el medio ambiente al integrar procesos sostenibles en el transporte de sus productos”, señaló la doctora Susanne Lehmann, directora de la Producción para la Región Norteamérica de la empresa alemana.

La nave marítima puede transportar hasta siete mil 500 automóviles en sus trece cubiertas, y zarpó el pasado 16 de junio desde el puerto de Emdem, Alemania, y el miércoles el buque hizo su arribo al puerto de Veracruz, transportando modelos de las marcas del grupo Volkswagen que se comercializan en el mercado interno. 

También realizó el embarque de unidades producidas en México y destinadas a Estados Unidos Canadá en la ruta denominada American Round Tours. El buque descargó 357 unidades de las marcas de VolkswagenAudiBentley y Porsche.

El buque mide 200 metros de eslora (largo) y 38 metros de manga (ancho). Es impulsado por un motor de 12,600 kW dual-fuel de inyección directa y gas natural licuado. En modo Eco alcanza una velocidad de 16.5 nudos (30.6 km/h).