Una familia estadounidense se llevó una enorme sorpresa luego de descubrir que compartían vivienda con una enorme colmena de abejas.

Los dueños, Justin y Andrea Isabell, se percataron de esta situación luego de hallar una filtración de miel en la pared de su casa, misma que tiene más de 100 años de antigüedad en la localidad de Perkasie en Pensilvania, Estados Unidos. Fue gracias a una tormenta que se percataron de la extraña sustancia que escurría por las paredes.

Lo tomaron a la ligera

De primera vista, los habitantes creyeron que se trataba de un simple daño en el tejado que permitía el paso del agua; sin embargo, pronto descubrieron que en realidad se trataba de miel.

Andrea comentó para medios locales que con cierta regularidad veía a algunas abejas alrededor de su propiedad, pero que jamás imaginó lo que en realidad estaba sucediendo en el tejado.


Luego de llamar a un apicultor fueron notificados de que la dulce sustancia se filtraba y escurría por la pared, debido a que la tormenta generó algunos daños en el panal de las abejas, por lo que procedió a retirar la colmena del lugar.