El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta señaló este martes que las clases sí iniciarán en agosto pero en la modalidad a distancia, pues insistió en que no hay condiciones para que los alumnos regresen a las aulas hasta que el semáforo epidemiológico del Covid-19 indique que no hay riesgo.

El mandatario indicó que aun cuando no haya clases presenciales, en septiembre se repartirán los uniformes gratuitos a estudiantes.

Por otra parte, refirió que en la primera quincena de agosto los libros de texto gratuitos serán entregados a las escuelas y posteriormente se analizará la mecánica para darlos a los alumnos.

De acuerdo con el calendario técnico de la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal, el ciclo escolar 2020-2021 inició el 20 de julio con cursos de capacitación para los docentes. 

Prevén iniciar con clases de regularización

En su conferencia de este martes, Barbosa refirió que tras consultar con la SEP federal, se acordó que las clases sí iniciarán en agosto pero en la modalidad a distancia, debido a que el estado se encuentra en riesgo máximo de transmisión del coronavirus y no hay condiciones para que los alumnos regresen a las escuelas.

El mandatario insistió en que las clases presenciales sólo se reanudarán cuando el semáforo epidemiológico del Covid indique que no hay riesgo para los estudiantes ni para los profesores.

El pasado sábado, el secretario de Educación Melitón Lozano Pérez refirió que las clases que iniciarán en agosto serán en una fase “compensatoria o de regularización”.

Mientras tanto, será en la primera quincena de agosto cuando el gobierno estatal inicie con la entrega de los libros de texto gratuito a las escuelas. Posteriormente, se decidirá de qué forma se harán llegar a los alumnos.

En septiembre se distribuirán los uniformes gratuitos aun cuando no haya clases presenciales, refirió Barbosa Huerta, quien añadió que la mecánica de la repartición también será definida en próximas semanas.

El mandatario expuso que las inscripciones se realizarán a través de plataformas virtuales aunque ya hay planteles que pusieron en marcha esa metodología desde la semana pasada.

Aseguró que aunque no es posible detener el cobro de cuotas, se vigilará que ningún estudiante se quede sin ser inscrito por no poder cumplir con esos pagos.