La Comisión de Derechos Humanos (CDH) de Puebla considera que sus instalaciones son obsoletas, su equipo de cómputo es viejo, falta personal especializado y tiene un presupuesto tan reducido que no es capaz de gestionar mejoras o aumentar los sueldos.

Así lo reconoce el organismo en su Programa Anual de Formación, Capacitación y Adiestramiento con Igualdad de Oportunidades 2020, el cual detecta las deficiencias y fortalezas para el periodo de enero a diciembre del presente año.

Equipo obsoleto y falta de personal

En una primera parte del documento se enlistan las debilidades detectadas en la CDH, donde se reconoce una falta de personal especializado; instalaciones obsoletas; fallas en el equipo de cómputo; así como la incompatibilidad del sistema informático compatible con el Sistema de Gestión de Calidad.

En contraste las fortalezas consideradas fueron los conocimientos y experiencia con la que cuentan los titulares de cada una de las áreas; una apertura al cambio por parte del personal; así como la disponibilidad al trabajo por parte de los trabajadores y la oportunidad de suscribir convenios de colaboración con organizaciones de la sociedad civil.

Salarios bajos y vulnerabilidad a cambios de gobierno

Aunado al mal equipo e instalaciones, los trabajadores de la CDH Puebla señalan que el organismo es vulnerable a los cambios gubernamentales e institucionales, además de que los cambios o mejoras se ven limitados en gran parte por el bajo presupuesto que se le asigna al órgano de protección de los Derechos Humanos.

Cabe señalar que el actual titular del organismo, José Félix Cerezo Vélez, fue designado el 6 de noviembre de 2019, tres meses después de que arrancó el actual gobierno estatal. Mientras que su presupuesto para 2020 es de 23.2 millones de pesos.

Otro aspecto señalado como una amenaza es el bajo salario de los trabajadores. De acuerdo con una revisión en la Plataforma Nacional de Transparencia, el sueldo del presidente Félix Cerezo Vélez asciende a 49 mil 498.96 pesos netos mensuales; mientras que un director de área tiene un sueldo neto mensual de 23 mil 507.95 pesos, de acuerdo con el ejercicio fiscal 2019.

El sueldo más bajo dentro de la CDH Puebla es el de los visitadores adjuntos, que se asienta en 6 mil 850.98 pesos.

Dichos sueldos podrían ser considerados bajos si se compran con otros estados del centro del país como es el caso de la Ciudad de México, donde la Comisión de Derechos Humanos paga a un visitador adjunto por lo menos 25 mil 92 pesos, mientras que Nashieli Ramírez Hernández, presidenta de la Comisión en esa entidad gana 83 mil 31 pesos.

Otro estado del centro del país es Hidalgo, donde el visitador adjunto que menos gana recibe un salario neto mensual de 11 mil 174 pesos, en tanto que su presidente, Alejandro Habib Nicolás, percibe al mes 74 mil 122.97 pesos, según el registro nacional de transparencia.