El Ayuntamiento de Puebla perdió en definitiva el juicio administrativo en contra del paso peatonal multicolor de la 31 Oriente y Bulevar 5 de Mayo, luego de que un magistrado de la Cuarta Sala Unitaria del Tribunal Superior de Justicia resolvió que la administración de Claudia Rivera Vivanco violó la norma establecida para la imagen urbana.

En un juicio que duró más de un año, el magistrado Rubén José Huerta Yedra falló a favor del abogado Fernando Castillo Pacheco dentro del expediente 217/2019-TJAEP-JCA-04-10, donde acreditó que el fallo se hizo apegado a una serie de preceptos técnicos y no a una decisión basada en prejuicios morales o discriminatorios.

En mayo del año pasado el Ayuntamiento de Puebla conmemoró el Día Internacional Contra la Homofobia y Transfobia pintando el paso peatonal de la 31 Oriente y el Bulevar 5 de Mayo con los colores del arcoiris, situación que causó animadversión de grupos de influencia Pro Vida.

Pero en el ámbito legal, en junio de ese año se promovió un juicio contencioso que finalmente se resolvió a favor del quejoso, luego de que el magistrado consideró válidos los argumentos expuestos en relación a la violación de la Norma Técnica de Diseño e Imagen Urbana del municipio de Puebla.

En la resolución en poder de e-consulta se puede ver que tras hacer un análisis de los principios de tolerancia y respeto a los derechos de las personas, como la libre expresión y a que no se haga ninguna distinción por género o preferencias sexuales, no se encuentra que el resolutivo sea un atentado contra esos principios.

El magistrado expuso que no hay un daño a la moral pública, pues el juicio pretende que "no se debe interponer en forma tal que el ejercicio del derecho a la libertad de expresión de las formas LGBT, ya que, lo aquí controvertido en la litis fijada y resuelta en la presente sentencia, versó en la inaplicación obligatoria de las normas especializadas".

Asimismo señaló que se actuó con base en el protocolo de actuación para quienes imparten justicia en casos que involucren la orientación sexual o la identidad de género, al declarar la nulidad llana y lisa de los actos administrativos, donde se violentaron contundentemente los principios de seguridad legal.

Ante esta situación se ordenó restablecer los pasos peatonales con "pintura termoplástica color blanco con microesferas reflejantes de 0.40 metros de ancho paralelas a la trayectoria de los vehículos y separadas entre sí 0.40 metros", aunque dicha medida se retomó desde noviembre del año pasado por una suspensión condicional.

 

Foto: Agencia Enfoque