En el Congreso de Puebla buscan otorgar a la Comisión de Derechos Humanos (CDH) del estado la facultad de proponer leyes, y a los diputados, el permiso para formar grupos legislativos de partidos no representados.

La diputada María del Carmen Saavedra Fernández (de Morena) propuso que la CDH pueda presentar iniciativas de ley o reformas, atribución que actualmente solo tienen los diputados, los gobernadores en turno, ayuntamientos, el poder Judicial y los ciudadanos que reúnan más de 100 mil de firmas..

Para que la CDH pueda impulsar alguna legislación en materia de derechos humanos, se plantea reformar la Constitución Política del estado y la Ley Orgánica del Poder Legislativo.

Al artículo 63 constitucional se le agregaría una fracción IV Bis, igual que al artículo 144 de la Ley Orgánica, donde enliste a la CDH como ente facultado para promover leyes sobre su área.

La iniciativa de la legisladora morenista se envió a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales para su discusión y análisis.

Quieren bancadas de partidos sin representación

El exaliancista y ahora diputado sin partido, Jonathan Collantes Cabañas, por su parte impulsa una reforma para la formación de grupos parlamentarios de fuerzas políticas que carezcan de representación en el Congreso.

Esto quiere decir que cualquier legislador que abandone su bancada original, podría formar otra de algún partido que, hasta ese momento, no tuviera diputados en el Congreso.

Para ello plantea reformar el artículo 85 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, para que el segundo párrafo diga:

“Los diputados que se separen de su grupo legislativo, podrán integrarse, a cualquier grupo existente. Así como, constituir un grupo legislativo o representación legislativa de cualquier partido político con registro en el estado. El diputado que no desee integrarse a alguno será considerado diputadao sin partido”.

Con eso busca remplazar al texto vigente, que dice: “en ningún caso los diputados que se separen de su grupo legislativo podrán constituir otro nuevo, pero sí podrán integrarse por única vez a uno ya existente. El diputado que no desee integrarse a alguno será considerado diputado sin partido“.

Su iniciativa también fue turnada a la Comisión de Gobernación para su estudio y eventual aprobación.