Mario Bracamonte González impugnó en el TEPJF su destitución como delegado en funciones de dirigente de Morena en Puebla, al denunciar que no fue notificado conforme a la ley ni tuvo derecho de audiencia.

Con un juicio en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) busca revocar el acuerdo mediante el cual fue removido desde el mes de marzo, junto con todos los delegados del partido en el país.

Su recurso promovido en la Sala Superior del tribunal también pretende echar abajo el acuerdo del Instituto Nacional Electoral (INE) donde se hizo oficial la destitución de los delegados a petición del partido.

Su impugnación se presentó en conjunto con Eduardo Carreño Ortiz, quien fungía como delegado de Organización Electoral en Puebla y también fue removido.

Su inconformidad se deriva del oficio emitido la semana antepasada por el Instituto Electoral del Estado (IEE), en el cual se hizo oficial la salida de los delegados de la dirigencia estatal del partido.

Como ambos se dan por no notificados, incluso ponen en duda la autenticidad de los documentos que exigen invalidar.

Admiten impugnación 

El juicio para la protección de los derechos político-electorales ya fue admitido, se radicó en el expediente SUP-JDC-1365/2020 y será analizado por el magistrado Reyes Rodríguez Mondragón.

En él se precisa como actos impugnados: “la posible o supuesta destitución o remoción de los cargos partidarios que ostentan a través de diversos actos reclamados que no les han sido notificados y que presuntamente fueron emitidos a través de diversos acuerdos, circulares y oficios, entre ellos: 

Acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional de Morena por el cual determina, con fundamento en lo dispuesto por los artículos Segundo y Sexto transitorios del Estatuto de Morena, la conclusión de la vigencia de los delegados en funciones nombrados en las presidencias, secretarías de organización y secretarías de finanzas de los Comités Ejecutivos Estatales de Morena. Oficio INE/DEPPP/DE/DPPF/6096/2020, suscrito por el Director Ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral”.

Bracamonte González y Carreño Ortiz fueron enviados por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) el año pasado, por designación de la exlideresa, Yeidckol Polevnsky Gurwitz, pero fueron destituidos como una de las primeras decisiones del dirigente interino Alfonso Ramírez Cuéllar.

Otra de las acciones del presidente provisional del CEN fue el nombramiento de “enlaces”, que fungirán como encargados del partido en los estados.

En el caso de Puebla fue nombrado en mayo Carlos Evangelista Aniceto, quien es secretario de Combate a la Corrupción en la dirigencia nacional del partido y esposo de la diputada federal por Ciudad Serdán, Julieta Krystal Vences Valencia.