Marianeyva salió de Chignahuapan en 2015 para llegar a la ciudad de Puebla. Sin familia ni amigos cayó en las drogas y terminó en la cárcel para luego salir y sobrevivir el día a día con el apoyo de algunos vecinos de la colonia 20 de Noviembre, donde ayer por la noche encontró la muerte tras ser asaltada, atacada con un arma blanca e internada en un hospital.

Investigaciones ministeriales señalan que la víctima de apenas 30 años de edad no contaba con familiares en Puebla, incluso fue detenida e internada en el penal de San Miguel luego de que asaltó una tienda Coppel. Tras obtener su libertad, la mujer continuó presa de las drogas y aunque el hombre con quien llegó a sostener una relación sentimental quiso sacarla de las adicciones, la joven no lo logró y, trascendió, ofrecía sexo a cambio de dinero o comida.

La historia del ataque en su contra empezó la noche del 11 de julio, cerca de las 23:00 horas, cuando Marianeyva fue agredida con arma blanca en el cuello y, presuntamente, despojada de sus pertenencias, lo anterior sobre la calle 11 Norte y la avenida 72 Poniente

Con el cuello herido y todavía con signos vitales, la mujer llegó hasta una gasolinera donde pidió ayuda y manifestó que minutos antes había sido asaltada, por lo que los trabajadores del lugar no dudaron en pedir auxilio al número de emergencias 911.

Policías municipales y paramédicos del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) a bordo de la ambulancia 215 llegaron a la zona, donde la víctima se encontraba sentada y sangrando del cuello por una lesión producida con objeto punzocortante

Mientras era atendida por los paramédicos, los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) entrevistaron a la mujer, la cual nuevamente indicó que había sido asaltada por un sujeto desconocido, sin proporcionar sus características. 

En tanto, los cuerpos de atención prehospitalaria aplicaron un vendaje compresivo para evitar que la mujer se desangrara e inmediatamente, tras no contar con seguridad social, fue llevada al Hospital General del Norte, donde no resistió y murió

Por este caso, la Fiscalía de Puebla dio inicio a la respectiva carpeta de investigación para esclarecer los hechos y determinar si en verdad se trató de un asalto o de un feminicidio, para así poder detener a los responsables y que el caso no quede impune.