El presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Néstor Camarillo Medina, aseguró que a partir de su arribo será construido un nuevo partido, más competitivo y que ganará las elecciones de 2021.

Acompañado por la secretaria general, María Isabel Merlo Talavera, destacó que iniciará la reorganización del instituto político en el estado para que, de inmediato, trabaje en todos los temas que preocupan a los poblanos.
“Puebla pide que salgamos a debate, que salgamos a dar opinión. Estaremos atentos a los temas nacionales y estatales”, comentó en conferencia de prensa virtual.
En su intervención, Merlo Talavera destacó que como línea prioritaria para la nueva dirigencia en el estado de Puebla fue entreverar generaciones y por eso existe hoy un presidente joven, con el ímpetu que el PRI impulsa.
La intención y el compromiso, continuó, de la nueva dirigencia es ser abierta, cercana y que mantenga comunicación constante.
Sobre el tema de las posibles alianzas con otros institutos políticos informó que el PRI de Puebla está dispuesto, sin embargo, será con aquellos partidos que tengan responsabilidad por atender, primero, a los ciudadanos que están sufriendo las consecuencias económicas y sanitarias del COVID-19, con los que habría algún acuerdo, porque Puebla está ávido de buenos gobiernos.