La ciudad sagrada de San Pedro Cholula vio crecer a José Juan Espinosa Torres, quien tiene raíces profundas en diversas comunidades del estado de Puebla: Su bisabuelo es de San Andrés Calpan, su abuela y  bisabuelo de Santa María Tonantzintla, en Chipilo su abuela pero en la capital también se asienta parte de su familia como los Torres,  los Pastrana y los Rugarcía, por ejemplo.

Tres veces diputado local, presidente municipal, dirigente de un partido de izquierda y con un nivel de participación en actividades políticas a nivel nacional, cree firmemente que el cambio se debe dar de abajo hacia arriba, de lo regional hacia lo nacional, de los municipios hacia los gobiernos estatales. 

Su familia, una buena comida, la música, la poesía, el baile y el canto son sus pasiones pero también el rigor y la disciplina del trabajo duro y su visión de futuro, que mantienen vigente sus sueños por esa Puebla que imagina y que desea heredar a sus hijos.

Trabajo en comunidad y vocación de servicio 

Rodeado de historias de vida que le mostraron la vocación de servicio, José Juan Espinosa describe a cada uno de los miembros de su familia que le enseñaron la posibilidad de ver a los demás a través del trabajo en comunidad.  

“Recuerdo al padre Mundo Espinosa nos involucraba en actividades de servicio, más vinculadas a la parte religiosa, era muy activo. Un padre que organizaba a la gente, que exigía al gobierno que les hicieran sus calles y sus carreteras, que apoyaran al campo. Esa experiencia también me marcó. Somos una familia donde muchos de mis tíos se dedicaron a servir. El Dr. Enrique Espinosa por ejemplo no se casó, pues decidió dedicarse a ser médico de tiempo completo, a quien buscaban sus pacientes día y noche y cuando alguien no podía pagar, no les cobra.”

“Otra persona que ha influido mucho en mi vida es mi tía Mari, una mujer que se dedicó al servicio comunitario a través de la Orden de los Franciscanos que aquí le llaman de los Terciarios, que es la parte de los ciudadanos que trabajan a favor de la comunidad.”

“Yo pertenezco a una familia muy practicante. Íbamos a misa cada ocho días, aunque actualmente ya no voy tan seguido. Mi abuelo era de rezar el rosario. Todas las tardes cuando íbamos a su casa a las 5 o 6 rezábamos con él; en mayo entregábamos de niños flores a la virgen en el Convento de San Gabriel. Creo que todo influyó en mi vida y en mi decisión de dedicarme desde hace algunos años al servicio público.”

“Soy de izquierda, soy progresista pero no niego a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César, pero sin duda la iglesia influye en nuestros niños y jóvenes y en nosotros mismos.  Al crecer en una ciudad como Cholula y Puebla, donde la influencia de la iglesia católica es importante, no niego la cruz de mi parroquia.”

Mis pasiones y pasatiempos

A José Juan Espinosa le gusta la alegría de la música, del baile, de la fiesta, de una buena comida,  pero también es disciplinado para ejercitarse y desarrollar el rigor en el trabajo

“Me encanta estar con la familia. Mis hijos ya crecen con el ipad todo el día y si no identificas algo que ver en la tableta, no convives. Últimamente las series de Neflix me llaman la atención. Me gustan Heartland, una serie canadiense que habla sobre los caballos; Scandal la vi completita, House or Cards es muy buena serie; y también he visto series con actores mexicanos que han salido como el Preso No. 1 que está muy interesante. Mientras los niños están jugando, yo veo mis series. Antes era el Atari pero ahora es impresionante cómo la tecnología mantiene ocupados a los niños. Ya no te queda nada más que aprender a usar el XBox pues me gusta estar con la familia.” 

“Me gusta mucho correr, andar a caballo, me gusta nadar, practico deporte todos los días, no compito ni corro maratones pero me gusta al menos ejercitarme por lo menos una hora, hora y media diaria. Mente sana en cuerpo sano, y el ejercicio me permite planear bien mis actividades diarias, organizar lo que tengo pendiente en la semana y ver cómo podemos hacer mejor las cosas. Mi hobbie es hacer ejercicio.”

“Recuerdo que en la prepa iba a nadar antes de clase de siete de la mañana al Club Britania  Zavaleta. A las cinco llegaba y a las seis nadaba y a las siete y media ya estaba en la prepa o en la universidad después de haber nadado mi hora de rigor.”

“Me encanta cantar, ese podría decir que es uno de mis hobbies. Me gusta cantar música mexicana, baladas también de Mijares, Emmanuel, Luis Miguel, menos en inglés. No lo hablo tan bien pero lo entiendo, pero cantar en inglés me cuesta mucho trabajo pues no tengo muy buena pronunciación. Creo que canto bien y ya con dos o tres tequilas mejor, afinamos bien la garganta y también los micrófonos ayudan.”

“Me gusta bailar, no soy un experto pero me gusta. Canto, bailo, me gusta la fiesta con moderación pues no soy muy bueno para las desveladas pues me levanto muy temprano. Me gusta el tequila pero al tener un problema de gastritis cambié al whisky pues me daña menos el estómago. Me gusta la ginebra. Cuando como me gusta tomar una copa de vino, me gusta el vino blanco más que el tinto y de bebidas fuertes el whisky. Empiezo con ginebra y cierro la comida con un whisky. Uno y uno. Las dos de regla.”

“Me encanta comer, le entro a todo, me gusta la comida mexicana. Me fascina el mole poblano, el pipian verde, mi sopa favorita es la sopa de médula o de sesos. En general como de todo, la comida japonesa y española me gusta. Soy de buen diente.” 

“Me gusta mucho la poesía. El poema En el circo romano, Reír llorando y A mi madre. Hay poemas que marcaron mi vida, me gusta la poesía y me conmueve. Me gustan también las películas de acción. Últimamente ya voy con los chavos, pero hasta antes de que me casara me iba solo al cine.”

“Tengo a una perrita golden que se llama Luna. Tengo un irish terrier que se llama Rojo y mi caballo preferido que es Baluarte, un caballo de raza Azteca, que ya tiene conmigo 17 años. A mis caballos les tengo un gran afecto, como a Luna.”

“Me gusta leer el periódico todos los días. Leo el Reforma, e-consulta y La Jornada. Leo libros de repente pero me gusta más la lectura de medios. Me gusta leer a algunos columnistas, las columnas que mandan mensajes entre la clase política, no les hago mucho caso. Creo que medios de comunicación veraces, son pocos.”

Personajes que marcaron mi vida

“He tenido maestros, amigos, ejemplos de liderazgo. A Juan Pablo II, mis respetos. Al propio Andrés Manuel López Obrador hay mucho que aprenderle. Dante Delgado, fue mi maestro muchos años. Ricardo Monreal, ambos fueron senadores en sus entidades federativas. Pero pues también creo que hay que dejar nuestra propia huella.”

“De niño conviví en varias ocasiones con el Dr. Alfredo Toxqui Fernández de Lara cuando fue presidente municipal de San Pedro Cholula. Mi papá fue su suplente y era un político que la gente quería. En vida, un político muy austero pero creo que un ejemplo vivo de que las cosas en política se pueden hacer bien. Fue un hombre muy visionario que creo, sentó también las bases para una época, una etapa interesante que tuvo Puebla.

Mi vocación: el servicio público

“Desde muy joven me involucré en la política. En la universidad decidí participar en las sociedades de alumnos, involucrarme en los procesos electorales. Fui muy hiperactivo. La palabra que me define es trabajo. Me encanta todo el tiempo estar trabajando, haciendo cosas, imaginando y trabajar para hacerlas realidad.”

“Me di cuenta de que lo que hace el gobierno influye en la vida de las personas y de las empresas. Yo estudié Administración, vengo de una familia dedicada a negocios; el gobierno si toma malas decisiones puede quebrar empresas, pero si toma buena decisiones puede tener empresas que generen más empleos. Me tocó desde muy chavo vivir la crisis que provocó la salida de Carlos Salinas de Gortari y al entrar Ernesto Zedillo, una época fuerte para las empresas de Puebla, donde también las empresas familiares que tenían diversos créditos contratados, de repente las tasas se fueron al cielo. Tuvimos que vender varios inmuebles que mis abuelos tenían. No todos, pero sí fue una época difícil y aunque yo estaba chavo, ya estaba inmerso en los negocios familiares.” 

“Tengo 42 años y ya estuve en la administración pública estatal,en la administración pública municipal al frente de un gobierno local y lo más importante, sé rodearme de gente inteligente, no me gusta rodearme de gente que adula, que mal informa, que simula. A veces me he equivocado, pero trato de rodearme de gente mucho más capaz que un servidor para aprenderles y poder juntos hacer posible lo que parecía imposible. Vamos a seguir haciendo lo que nos gusta: Política de la buena. Las decisiones de un gobierno definen nuestro destino y hay que considerar a los ciudadanos con el objetivo de que las decisiones que se tomen sean las mejores.”

“Con la gente que me rodea, con mis amigos, trato de aprenderles porque primero hay que aprender de la gente que está a tu alrededor. También me gusta transmitir mis proyectos, mis sueños, los modelos de comunidades, de ciudades y de barrios.”

“Me gusta que todo esté ordenado y yo creo que así es como debemos tener la casa y es como debemos tener una ciudad. Tenemos que colaborar todos para que las cosas estén en orden. Respetar el espacio público. Respetar el orden en el que se encuentran las cosas y tratar de mejorarlo. De repente soy medio obsesivo para que las cosas se hagan bien. A veces es bueno, a veces la gente no lo entiende, pero me gusta que todo esté en orden, limpio, que las cosas se vean bien.” 

“Mi proyecto de vida es dedicarme a la formación de los hijos, darles un buen ejemplo y en la parte la parte política quiero ser presidente de Puebla capital, de esta ciudad que se nos está yendo de las manos en el 2021. Yo fui alcalde en San Pedro Cholula y entregué muy buenos resultados.”

“Una ciudad con una riqueza enorme como Cholula por ejemplo, creo que le cambiamos el rostro en casi cinco años y que sentamos las bases para que las cosas mejoraran y ahora mi objetivo es que en Puebla hagamos lo mismo, únicamente con sus diferencias, pero Puebla tendría que ser la capital de la cultura, la capital cultural del país, hacer del deporte un derecho para todos, los niños y los jóvenes principalmente. Ahora vemos gobiernos que no son capaces siquiera de ejercer.”

“Si logramos municipios fuertes con buenos gobiernos, con buenos servidores públicos va a ser más fácil que un gobierno estatal, que un gobernador, una gobernadora hagan las cosas bien, Hay que revertir esa pirámide que hoy pareciera que las decisiones se toman desde el centro del país o de la capital de un estado y nos olvidamos que lo más importante son los municipios.”

“Creo que el reto en el 2021 es tener los mejores presidentes o presidentas municipales en cada uno de los municipios y tenemos que empezar desde la capital. Si Puebla pone el ejemplo creo que podemos sentar las bases para que nuestros hijos, las generaciones que vienen detrás de nosotros tengan las ciudades y los pueblos que se merecen, porque también somos un estado con pueblos muy bonitos, pero también muy abandonados.” 

 “Respeto mucho a las personas que vienen de fuera que ganan espacios con trabajo y con resultados, sin embargo me molesta y me enoja mucho cuando veo dedazos desde el centro del país. En el caso de Puebla hemos tenido gobernadores, muchos que ni poblanos eran y ahí están los resultados. Tuvimos un Mariano Piña Olaya que fue un desastre. Por eso debemos tratar de rescatar lo mejor de nuestra poblanidad para darle a Puebla el lugar que merece.”