A casi tres años de distancia del terremoto de septiembre de 2017, 214 inmuebles ubicados en la capital de Puebla aún tienen daños y en el Centro Histórico hay 42 casonas en riesgo de colapso.  

 Así lo señaló Graciela León Matamoros, gerente del Centro Histórico, quien dijo que un porcentaje de los edificios con daños, el cual no especificó, se puede reparar con intervenciones menores.

En conferencia de prensa conjunta con la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, la funcionaria puntualizó que las reparaciones de los inmuebles dependen de los dueños de los mismos, por lo que la comuna tiene un margen de acción reducido.

 “En cuanto al tema del sismo tenemos 346 inmuebles sin daños aparentes que en la mayoría se presentan en la catedral y ( el templo de) El Carmen, y son 214 que presentan daños aún por el sismo. Algunos con intervención menor se pueden recuperar, pero esto tiene que ver con las posibilidades de los mismos propietarios”, comentó.

 León Matamoros hizo énfasis en que el estatus jurídico de las casonas del primer cuadro de la ciudad, impide la intervención de las mismas, pues en muchos de los casos están abandonadas o intestadas.

 En ese contexto, la funcionaria hizo un llamado a los propietarios de los edificios en cuestión, los cuales mayoritariamente se encuentran en los barrios de La Luz, San Miguel, El Carmen Santiago, a que se acerquen a la comuna para revisar de qué forma podrían ser apoyados, pues enfatizó que el riesgo de derrumbe aumenta con la temporada de lluvias.

La gerente indicó que el estatus en el que se encuentran las casonas ya fue notificado a los propietarios, pues afirmó que se realiza un trabajo preventivo, ya que se han identificado casos en los que éstos se esperan a que las construcciones se derrumben.