La barda perimetral del panteón municipal se ha llenado de color, debido a que el colectivo de artistas plásticos Tlacuilo desde inicios de este año se ha dado a la tarea de darle color a la muerte.

 Por fragmentos cada uno de los integrantes de este grupo ha ido plasmando parte de la visión que tienen los atlixquenses ante este proceso natural, desde la época prehispánica hasta nuestros días.

Y justo en este punto es donde toma relevancia el mural realizado por Miguel Martínez Caltenco, quien ha hecho la representación del paso del Covid-19 por Atlixco. El título de la obra plástica es: “Mientras haya vida, habrá esperanza”, mismo que fue inaugurado la mañana de este martes 7 de junio.

 El trabajo artístico es obra de Miguel Caltenco; “La imagen se caracteriza por tonos grises, azules, negros, para después pasar a tímidos azules y blancos que generan algo de luz al final del túnel”, detalló el autor.

 Y continuó: “Plasma la transición del Covid-19 a la nueva realidad en Atlixco, que no es muy diferente en muchas partes del estado, del país y del mundo. Ahí está el coronavirus y su esencia dejando secuelas oscuras. Pero junto, el enorme corazón de los atlixquenses cargado por un médico de la primera línea de batalla ante la pandemia”.

 Además se puede observar una mujer campesina junto a su mercancía en el tianguis regional padeciendo las consecuencias económicas del Covid 19. Representando la finalización de la pandemia se ve a personas son cubrebocas, pero abrazándose, niños lavándose las manos y el cielo claro con nubes en señal de algo mejor por venir.