Con la finalidad de evitar un desastre ecológico, el diputado federal de Morena, Alejandro Carvajal Hidalgo, exhortó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), a la Comisión de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), a la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), a que implementen una estrategia eficaz para combatir la plaga de los escarabajos descortezadores en las coníferas del Parque Nacional La Malinche.

Carvajal Hidalgo señaló que el Parque Nacional La Malinche asentado en los estados de Tlaxcala y Puebla, a lo largo de 16 municipios en el Eje neovolcánico transversal, “se encuentra en grave riesgo”, ya que desde 2018 se ha tenido un aumento incontrolable de esta plaga, afectando a miles de hectáreas de la zona, específicamente, en toda la parte baja del volcán y al menos 14 de los 16 municipios, desde San José Teacalco, hasta San Pablo del Monte y la parte alta de Puebla (en la Junta Auxiliar de San Miguel Canoa).

Refirió que de acuerdo con el informe denominado Alerta Temprana y Evaluación de Riesgo para Insectos Descortezadores de mayo del 2020, emitido por la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), la plaga de dicho insecto es de gran importancia nacional, debido a que es el segundo agente, después de los incendios forestales, de mayor disturbio en bosques de clima templado en México, por la magnitud de superficie afectada y cantidad de arbolado dañado.

El legislador poblano, alertó que el no atender de manera inmediata dicha situación, conlleva como principal consecuencia la pérdida de la salud del arbolado con peligro latente de incendios forestales y que se siga propagando la enfermedad de la plaga al arbolado sano, al tiempo de atentar contra el principio constitucional de la preservación del equilibrio ecológico, ya que trae como resultado la pérdida de biodiversidad, con la posibilidad de dejar en peligro de extinción a especies o incluso que puedan llegar a desaparecer, siendo que la zona contempla una amplia diversidad faunística.

Indicó que la pérdida de retención de la humedad en el suelo, de cortinas rompevientos tras quedar deshojados los árboles, pone en riesgo los cultivos de las comunidades cercanas; la existencia de una mayor erosión en el suelo provoca que la fauna silvestre interrumpa su ciclo biológico y lo que es más grave la disminución de producción de agua y recarga de mantos freáticos de la cuenca Hidrográfica del Río Atoyac y Guadalupe de la cual forma parte el Parque Nacional La Malinche, que no solo protege afluentes que alimentan al Río Zahuapan y Atoyolca, sino también por el lado de Puebla protege la Presa de Valsequillo.

El congresista por el Distrito 6, puntualizó que, con base a datos preliminares con fecha del 19 de junio de 2020, hay un promedio aproximado de 46,000 a 50,000 coníferas afectadas solo en el área de Chiautempan, pero sumando todos los municipios afectados, podría llegar a 150 mil árboles que se tendrían que derribar y sanear.

Es por ello que, a través de un Punto de Acuerdo, el legislador poblano, exigió que se implementen medidas urgentes en coordinación con las dependencias y sociedad civil involucradas, con la finalidad de que dicha plaga no se siga propagando y evitar un desastre ecológico.