Además de la presencia de ambulantes, comerciantes de diversos giros reabrieron sus locales este lunes en el Centro Histórico de Puebla pese a que, oficialmente, las cámaras empresariales aseguraron que acatarían el llamado del gobernador Miguel Barbosa Huerta de mantener el confinamiento debido a la pandemia del Covid-19.

A través de un recorrido realizado por e-consulta se pudo constatar que diversos comercios abrieron sus puertas este lunes, pese a que no ofertan artículos de primera necesidad, aunque sí padecen de una asfixia económica por no tener ingresos desde hace más de 3 meses.

En calles como la 2 Norte, personal del departamento de Vía Pública del Ayuntamiento de Puebla realizaba recorridos, aunque se pudo constatar que no se hacen ningún exhorto a los locatarios, esto luego de que un negocio de antojitos con razón social “Como dice el dicho” operaba sin medidas de sanidad y con servicio a la mesa.

Además de que otros negocios que no son esenciales como vestidos de graduación, ropa, zapatos o joyería, abrieron desde la semana pasada, algunos con cortinas a medias o cerrados y solo con un vendedor afuera en busca de clientes. 

Sobre la calle 5 de Mayo, desde las 4 y hasta la 18 Oriente la zona permanece sin ningún operativo para el retiro de ambulantes que ofertan desde ropa, calzado, bolsas, piratería, bolsos, comida y hasta la venta de mascotas, pese a que está prohibido por el alto índice de contagios en la entidad.

Incluso, al recorrer las calles los comerciantes ambulantes lanzan amenazas y prohíben la toma de fotografía o videos, ante la tolerancia de las autoridades que no han logrado contener este fenómeno y garantizar el piso parejo que exigen los comerciantes establecidos.

Empresarios reprochan la falta de coordinación entre autoridades

Respecto de esta situación, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en Puebla criticó la falta de apoyo del gobierno federal y la flexibilidad de la autoridad estatal frente al ambulantaje, en lo que consideró ha sido una nula estrategia para enfrentar la pandemia del Covid-19 que ha repercutido en la parálisis económica.

En voz de su presidente, Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, dijo que el sector empresarial ha acatado todas las indicaciones, al llevar 109 días confinados y pagando sus obligaciones tanto federales como estatales, es por ellos que hacen un llamado a coordinarse y homologar protocolos. 

“Por nuestra parte ya no hay más que hacer ahora el tema está en la cancha del gobierno y es donde le pedimos que tome acciones inmediatas checar el tema del ambulantaje en el centro sin cubreboca, transporte público y los mercados y que la iniciativa (privada) ha hecho todo lo que está en sus posibilidades", expresó el presidente del CCE.

Por su parte la presidenta del gremio restaurantero, Olga Méndez Juárez, pidió piso parejo y que verdaderamente se garantice la salud en todos los sectores, al recordar que desde junio se invirtió en la implementación de protocolos, entrega de documentos y requisitos ante Protección Civil Estatal para un retorno seguro. 

Comentó que este día, pese a las declaraciones del gobierno del estado, alrededor de 40 restaurantes abrieron sus puertas, sin precisar nombres para evitar represalias, mientras que otros esperan al miércoles para ver cómo reacciona la autoridad. 

Mientras tanto el presidente la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismos (Canaco Servytur) en PueblaMarco Antonio Prósperi Calderón, urgió a que haya mesas de trabajo y se unifiquen los criterios entre el gobierno estatal y municipal, toda vez que aún no hay una fecha tentativa de para una regreso de actividades.

Esto al señalar que las empresas y los comercios ya no tienen recursos para afrontar todos los gastos fijos como sueldos, rentas y servicios que se siguen pagando, ya que técnicamente están en quiebra y lo que buscan es poder regresar para tener ingresos.