Cientos de poblanos se encuentran en incertidumbre ante la cancelación de la licencia a Banco Famsa, pues aunque sus ahorros les serán repuestos por la Institución para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), podrían pasar hasta tres meses para recuperar su nómina en plena crisis por la pandemia.

Así se pudo constatar en una visita realizada a la sucursal Famsa ubicada en la 4 Sur y 9 Oriente, en la ciudad de Puebla, a donde algunos de los clientes llegan para pedir informes y poder retirar su dinero, llevándose la sorpresa de que podrían pasar de dos semanas a tres meses para poder ver reintegrado su patrimonio.

Uno de los clientes afectados por esta situación indicó que el personal únicamente se limitó a decirle que la información necesaria se encontraba pegada en un anuncio, donde se explica que el primer paso será presentar la solicitud ante el IPAB, que se encargará de restituir sus ahorros.

"Nos dicen que la información que necesitamos está pegada en la hoja esa, pero pues no nos dan detalles (...) es preocupante porque ahí me depositaron mi última quincena y tenía un poco más de ahorros, entonces ahorita como está la situación del Covid, no puede ser que nos dejen sin dinero", explicó uno de los clientes.

Otra poblana cuya madre recibía su pensión del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a través de esta sucursal bancaria, señaló que el personal de la tienda les explicó que el proceso puede ser variado, pero va desde una o dos semanas, hasta tres meses, dependiendo del monto a recuperar.

Usuarios también manifestaron que hay problemas con la estabilidad de la aplicación, pues de repente aparece fuera de servicio y es ahí donde deben hacer el trámite para recuperar sus ahorros.

El pasado 1 de julio la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) canceló la licencia de Banco Famsa S.A. por realizar una gestión de riesgos inapropiada, operaciones y créditos a personas relacionada del grupo por encima de los límites regulatorios, violando diversas disposiciones normativas.

Banco Famsa contaba con más de 580 mil ahorradores en todo el país, por lo que el IPAB inició el proceso de restitución de ahorros hasta por 2 millones 578 mil pesos, excepto para miembros del grupo o directivos, beneficiando únicamente a clientes.