La matriz de Laboratorios Ruiz en la colonia Anzures retomó sus actividades de forma normal este miércoles, apenas un día después de que el Servicio de Administración Tributaria aplicó un embargo del inmueble por una presunta evasión fiscal.

Luego de que los trabajadores informaron de manera anónima que ayer por la noche fueron llamados a reincorporarse a sus trabajos este día, este medio acudió a los laboratorios a confirmar esta situación, donde ya no se podía apreciar el sello de embargo pues la cortina estaba arriba.

Pero las puertas estaban abiertas y el personal ofrecía los servicios de manera normal a los clientes, sin que en el lugar hubiera algún encargado para dar información sobre la reapertura o el estatus ante el SAT por parte de la empresa.

Fue ayer por la mañana que personal del SAT acudió a los laboratorios ubicados en el Bulevar Mártires del 2 de Octubre para realizar una inspección y, después de más de una hora y media, se retiró del lugar colocando sellos de embargo en el acceso principal del laboratorio aunque no así de la Clínica Ruiz, a un lado del mismo complejo.

Vecinos del fraccionamiento La Concepción Buenavista dieron a conocer que casi de forma paralela, personal del SAT acudió a la casa de uno de los hijos del doctor Guillermo José Ruiz Argüelles, dueño de Laboratorios Ruiz, a fin de ejecutar las mismas diligencias y el respectivo embargo.