En Madrid, una publicación realizada por el Grupo Etiología y Tratamiento de las Enfermedades Periodontales y Periimplantarias, perteneciente a la Universidad Complutense de Madrid, aseguró los enjuagues bucales con antisépticos podrían prevenir la transmisión del nuevo coronavirus.

Los investigadores que trabajaron en este estudio ejecutaron un análisis sobre la literatura científica que culminó el pasado 30 de abril, donde se enfocaron en la cavidad oral y agentes antimicrobianos.

En ese punto, se analizó la evidencia científica disponible y los efectos que podrían tener sobre determinados tipos de virus, el uso de colutorios con cloruro de cetilpiridinio, clorhexidina, soluciones povidona yodada y peróxido de hidrógeno, etc.

El artículo “Is the oral cavity relevant in SARS-COV2 pandemic?” se publicó en la revista Clinical Oral Investigations, donde se conluyó que el uso de estos colutorios antisépticos bucales con povidona-yodo o cloruro de cepilpiridino ayudarían a reducir la severidad de virus y su riesgo de transmisión mediante un descenso de la carga viral en la boca de las personas infectadas.

Lo anterior implica que la boca es, en efecto, una de las vías principales de entrada al organismo, compartiendo dicha mención con la nariz y ojos. Es en la boca donde el Covid-19 podría encontrar una alta densidad de sus receptores específicos de unión.

Mantener el virus en la boca facilita que pueda ser transmitido más fácilmente entre personas, mediante gotas que puede emitir alguien infectado cuando habla, tose o con el simple hecho de exhalar.

Es por eso que los autores describen a la cavidad oral como un foco de alto riesgo, donde además exponen que el uso de enjuagues bucales con antisépticos podría ayudar a disminuir la carga viral, lo que reduciría la gravedad de la enfermedad y su transmisión.

Foto: Twitter / @RAFAEL_TEAMPP