El alcalde Guillermo Velázquez Gutiérrez  se dice consciente de la necesidad de reactivar económicamente el municipio, debido a que se han perdido al menos 210 millones de pesos provenientes del turismo, lo cual equivale al 70 por ciento de la derrama anual que generaban Semana Santa y verano para los atlixquenses. 

Este Pueblo Mágico convirtió a la industria turística  desde hace casi 10 años en la fuente principal de ingresos, poco a poco fue creando productos: ferias, festivales, exposiciones, tapetes y un sinfín de propuestas para atraer connacionales y extranjeros haciendo gala de su inmenso patrimonio cultural y material. 

La joya de la corona fue la Villa Iluminada que se convirtió en  el salvavidas de muchos atlixquenses, pues el pastel era demasiado grande y a todos les beneficiaba de una manera directa e indirecta.

 Actualmente con la presencia de Covid-19 en Atlixco todo se ha pospuesto, suspendido o como Villa Iluminada se está modificando con la esperanza de que la pandemia permita realizarla de una manera mucho menor a lo acostumbrado, aseguró el mandatario. 

Velázquez Gutiérrez señaló que confía en que poco a poco la reactivación sea una realidad para que los dueños de los negocios en Atlixco puedan empezar a sentir alivio en ese aspecto. 

Por ello este día se ofreció una capacitación a prestadores de servicio para indicarles cómo debe ser el sano retorno y garantizar a sus clientes una estancia segura.