Muchas personas han mostrado que no le temen al coronavirus, ya que mientras muchos están en sus casas saliendo sólo para lo indispensable, otros hasta se casan y arman fiestas con 200 invitados.

Contagian su amor”, es como titula el periódico El Norte una de las fotos del enlace matrimonial, en el cual la sana distancia no fue respetada.

La pareja unió sus vidas hace unos días en el municipio de San Pedro de la Garza García, en Nuevo León en una boda celebrada de forma casi clandestina, según Sopitas.

“Al parecer (la boda) provocó un brote de COVID-19 y justo en los días donde las autoridades han parado el plan de reapertura del estado debido al crecimiento de casos y muertes provocadas por el virus”, informa Sopitas.

El Norte informa que el enlace matrimonial tuvo lugar el pasado sábado 20 de junio en la Parroquia de Nuestra Señora Reina de los Ángeles.

En el recinto religioso las personas respetaron la sana distancia, pero en la fiesta ya no se tomaron las precauciones y el medio de comunicación advierte de contagios.

Según El Norte, los novios e invitados festejaron la unión en la zona residencial Santa Bárbara, en donde asistieron cerca de 200 personas. La noticia se dio a conocer hace días a través de una edición especial de Sierra Madre, la sección de sociales del dicho diario (perteneciente a grupo Reforma).

En los videos compartidos en redes sociales se ve a los invitados sin cubrebocas (los meseros sí tenían) y sin las precauciones recomendadas.

Por su parte, el alcalde de San Pedro Garza García, Miguel Treviño de Hoyos, criticó el enlace matrimonial celebrado en dicho municipio tachándolo como un acto egoísta por parte de los novios y los invitados a la boda.

“Son actos de irresponsabilidad, por lo tanto son actos de falta de solidaridad frente a nuestra población más vulnerable: los adultos mayores. Son actos de falta de solidaridad con las personas que están trabajando en la línea de batalla: enfermeros, policías, chóferes quienes distribuyen alimentos y también falta de solidaridad de aquellos que sobreviven de su trabajo”, mencionó el alcalde en un mensaje emitido el pasado 23 de junio en su cuenta de Twitter.