Al confirmar la detención de Óscar N., alias “El Loco Téllez”, el gobierno estatal lo ubicó como líder de una de las principales bandas dedicadas al robo de combustible de los ductos de Pemex, secuestro, asaltos, extorsiones, homicidios y narcomenudeo, entre otros delitos.

Se indicó que el sujeto era buscado desde el inicio de esta administración y fue detenido este domingo por autoridades poblanas.

Sin embargo los detalles de la aprehensión se darán a conocer conforme las fases del proceso judicial lo permitan, se expuso y se remarcó a través de un comunicado que su “banda” se formó y fortaleció durante las administraciones estatales pasadas.

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta dio a conocer el hecho a través de su cuenta de Twitter, mediante la que felicitó al fiscal Gilberto Higuera Bernal, por la aprehensión del presunto líder criminal que era buscado desde 2017 y en 2019 escapó de un operativo para detenerlo.

Apenas en mayo pasado, nueve presuntos integrantes de la banda delictiva de “El Loco Téllez” fueron detenidos en el municipio de San Martín Texmelucan, donde incluso se enfrentaron a policías estatales, lo cual generó pánico entre vecinos del camino a Tlanalapan.

 

Destacan “cerco” contra sujeto

El gobierno estatal expuso que la estructura criminal de "El Loco Téllez" ya se encontraba debilitada por la detención que realizó la Policía Estatal de personas que formaban parte de su círculo de protección y actividades más cercanas, incluyendo escoltas y sus principales distribuidores de droga, “lo que mermó notablemente la capacidad de operación de este grupo”.

El cerco que aplicó la Secretaría de Seguridad Pública a las actividades de este líder criminal lo obligó a trasladar sus operaciones de San Martín Texmelucan a la región de la Sierra Norte, donde cometía el trasiego de combustible robado y participaba en el robo a transporte de carga y de automóviles, así como en la distribución de droga (principalmente cocaína y cristal), actividades que derivaron en homicidios de integrantes de bandas rivales.

Por lo anterior, "El Loco Téllez" era uno de los principales objetivos de detención del gobierno del estado, pues incluso sus actividades criminales se expandieron a estados vecinos.