Los 15 detenidos en Amozoc por disturbios durante una protesta social, son presos políticos y deben ser liberados para no repetir la persecución del morenovallismo, exigieron el diputado federal Alejandro Carvajal Hidalgo (de Morena) y el Observatorio Ciudadano Laboral Poblano.

Al acusar que el gobernador Miguel Barbosa Huerta comienza a replicar la represión utilizada por el panista Rafael Moreno Valle, el legislador del distrito 6 de Puebla capital demandó corregir el rumbo y no callar la protesta social por la fuerza.

En rueda de prensa este domingo denunció que la detención de 15 personas en medio de la pandemia “es una señal clara” de represión por parte del mandatario de Morena.

Al enfatizar que no se debe volver al pasado, urgió al exsenador a no utilizar los mismos métodos del panismo contra los opositores y críticos de los gobiernos en turno, sino dialogar y escuchar sus demandas.

Anunció que en la Cámara de Diputados presentará un punto de acuerdo para exhortar que se libere a los detenidos y exigir a Barbosa Huerta que se abstenga de reprimir a activistas y organizaciones civiles.

El también exlíder de El Barzón Poblano sostuvo que los detenidos en Amozoc son inocentes de los delitos de motín, lesiones y daño en propiedad ajena, por los que se encuentran en prisión preventiva.

Aseguró que la quema de patrullas y destrozos que se cometieron en la protesta del 23 de enero se cometieron por “infiltrados” del alcalde Mario de la Rosa Romero (también de Morena).

El legislador afirmó que los miembros de la agrupación “Amozoc Seguro” protestaron de forma pacífica, para exigir seguridad, más policías y cámaras de vigilancia.

Acusó que fueron aprehendidos de forma violenta en un operativo el martes pasado, en el cual se violaron sus derechos humanos, se violentó a personas de la tercera edad e incluso se detuvo a una mujer de 70 años.

Exigían auditoría

Karina Méndez, quien se identificó como familiar de algunos detenidos, aseguró que la captura de las 15 personas se ejecutó convenientemente cundo estaba por concretarse una auditoría a de la Rosa Romero.

Recordó que esta fue otra de las principales demandas de la manifestación del 23 de enero y estaba por aprobarse luego de las mesas de diálogo con la Secretaría de Gobernación (Segob) estatal.

También acusó que los destrozos en la alcaldía y la quema de patrullas se llevaron a cabo por “infiltrados”, además de que acusó que los conatos de bronca y provocaciones fueron generados por policías municipales, que incluso dispararon armas al aire durante la protesta.

Reclamó la detención de sus compañeros por tratarse de comerciantes y empleados, mientras que “los que asesinan y secuestran están libres”.

Piden intervención de CDH

Marco Mazatle Rojas, líder del Observatorio Ciudadano Laboral Poblano, señaló que ya solicitaron la intervención de la Comisión de Derechos Humanos (CDH) del estado, pero no ha habido respuesta.

Por ello pidió a Carvajal Hidalgo que promueva la injerencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de la Secretaría de Gobernación federal.