En rechazo a los trabajos de fumigación contra el dengue y de sanitización en el centro de San Andrés Larraínzar, Chiapas, lugareños incendiaron un hospital, ambulancias y la casa del edil

La noche del viernes, policías municipales realizaban un patrullaje de rutina en el barrio de Guadalupe, y un grupo de pobladores los atacó al suponer que estaban fumigando, reportó la fiscalía.

Los lugareños vandalizaron el Hospital Básico Comunitario, donde destruyeron el mobiliario, saquearon los pocos medicamentos que había, y corrieron a los médicos y enfermeras por considerar que no llevan a cabo su trabajo de curar al pueblo, sino de provocar los contagios de Covid-19, según una nota del diario Excelsior.

Según la secretaría de Salud estatal, esos grupos creen que de esas formas el gobierno esparce intencionalmente la enfermedad.

Es la tercera vez que miembros de comunidades de Chiapas encabezan actos de este tipo.

Según el sector Salud no se ha registrado ningún caso de coronavirus entre los habitantes de esa cabecera municipal.