Este martes sorprendió un sismo magnitud 7.5, el cual logró sacudir a estados del sur de la república, entre los que se encuentra la Ciudad de México.

No es para menos que el miedo se apoderara de cientos de chilangos que esperaban en las calles capitalinas antes de poder ingresar nuevamente a sus domicilios, pues además de la pandemia de Covid-19 que continúa cobrando cientos de vidas, el movimiento logró alertar a todos debido a que fue bastante perceptible.

 

Algunos héroes llevan cubrebocas

Una de las creencias muy extendidas en México es que se debe comer un bolillo o pan salado luego de sufrir un susto fuerte. Esto no fue tomado a la ligera por un joven, quien salió a las calles capitalinas para ofrecer pan gratuito a las personas que esperaban con cierto temor.

El chico salió con una charola y comenzó a ofrecer piezas de bolillo con la intención de ofrecer calma a las personas. Dicho gesto quedó capturado por testigos que se encontraban en un parque de la colonia Roma.

El temblor se registró con epicentro en Crucecita, Oaxaca, y dejó como saldo una persona muerta. El sismo se sintió en los siguientes estados de la República: Tlaxcala, Chiapas, Puebla, Guerrero, Veracruz y la Ciudad de México.

Foto: Captura de Pantalla de Twitter