Usuarios de servicios financieros se mostraron desprotegidos y agobiados por casos de acoso y violencia de préstamo Provident en Teziutlán, Ámbar Acosta cliente de esta financiera denunció a la empresa y a su gerente Claudia Romero quién con golpes y agresiones le solicitaba el pago de su adeudo.

A pesar de esta situación económica que se vive en el país por el coronavirus, trabajadores de la empresa crediticia Provident, están acosando y exigiendo los pagos por el dinero otorgado a sus clientes, situación que generó actitudes violentas por parte de los trabajadores. 

Ámbar Acosta comentó, para e- consulta,que las lesiones ocasionadas por Claudia Romero gerente de la sucursal, fueron entre mordidas, golpes y rasguños, tanto a ella como a dos de sus familiares una de ellas menor de edad.

Por este hecho, acudieron al ministerio público de Teziutlán para hacer la denuncia correspondiente “Claudia Romero, me fue agredir a mi domicilio, a mi mama y a mi hermana que es menor de edad. No es la manera en la que se se deben presentar a un domicilio, y las personas se han puesto groseras”.

Ámbar Acosta dijo que si bien es cierto que hay una cuenta de crédito en Provident, esta no se ha dejado de pagar, quizás haya atrasos pero la situación por el Covid ha repercutido en su economía por la falta de empleo, sin embargo no se han negado a pagar llevando su cuenta al corriente.

“Sabemos que hay cuentas que se tienen que pagar, y se están pagando, pero me agredió físicamente y no es la manera, menos acosarnos de esa manera”, indicó.

Las lesiones fueron mordidas en los brazos y golpes en otras partes del cuerpo, incluso una herida profunda en la mano y arañazos en el cuello, por lo que interpusieron una denuncia ante el ministerio público.

Ámbar detalló que no es la primera vez que se conducen de esta manera, ya que han sabido de otros casos en los que actúan de la misma manera para exigir los pagos de la empresa crediticia, por lo que hacen el llamado a las autoridades correspondientes para que en esta época de crisis económica esta casa de préstamo, deje de acosarlos y sobre todo deje de hacer uso de la fuerza.

“Solo pido que ese tipo de personas no estén al frente de estas empresas tan “reconocidas, ya que no son formas de cobrarles  a los clientes y que se haga justicia ahora en esta situación en la que me provocó lesiones”.