El gobierno de Puebla no ha informado a Conavim del cumplimiento de la Alerta por Violencia de Género (AVG) que se declaró en 50 municipios, a pesar de que el informe se entregaría desde octubre de 2019, es decir, que van ocho meses de retraso.

Así lo reveló Mónica Díaz de Rivera, titular de la Secretaría de Igualdad Sustantiva del estado, con lo cual exhibió las propias versiones del gobierno estatal, respecto a que el informe ya se había entregado e incluso se calculaba que en enero de este año habría un dictamen de la Conavim.

Al comparecer este jueves ante la Comisión de Igualdad de Género del Congreso local, la funcionaria ventiló también que su dependencia opera sin el personal que le fue autorizado y sin oficinas propias, casi un año después de que fue aprobada su creación.

Justifican retrasos

Díaz de Rivera justificó que el retraso del informe sobre la alerta se debe a que no lograron coincidir las agendas del gobernador Miguel Barbosa Huerta y de la titular de Conavim, Candelaria Ochoa Ávalos.

En la sesión por internet argumentó a los diputados que a principios de 2020 buscó fijar una fecha con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), pero “por diferentes circunstancias” no se concretó nada.

Con la llegada de la pandemia por Covid-19, las actividades se suspendieron indefinidamente y ni siquiera se estima cuándo se podrá entregar el informe, por lo que ahora se busca hacerlo de forma virtual.

“Cuando empezó la pandemia creímos que saldríamos en 20 días, pero ya vimos que no. Cuando empezó ya estábamos sobre la fecha (para presentarlo), pero ahora estamos viendo si podemos dar el informe aunque sea de manera virtual”, refirió.

En el documento el gobierno de Barbosa Huerta debe dar cuentas del cumplimiento sobre las instrucciones que hizo el gobierno federal para frenar la violencia contra las mujeres. Tras revisarlo, la comisión emitirá unza respuesta en la que evalúe las acciones gubernamentales y, con base en ella, instruirá nuevas medidas.

La Alerta por Violencia de Género (AVG) se emitió en abril de 2019 en los 50 municipios de Puebla más peligrosos para las mujeres, pero organizaciones civiles, académicos y especialistas han advertido que fue un fracaso, pues los feminicidios aumentaron y el año pasado se contabilizaron 59 en total, con lo que el estado fue el cuarto lugar nacional en estos delitos.

Sin personal ni oficinas

Díaz de Rivera reveló también que la Secretaría de Igualdad Sustantiva opera todavía sin el personal que le fue autorizado desde inicios de año, además de que carece de instalaciones propias y solo ocupa oficinas del Centro Integral de Servicios (CIS).

Esto a pesar de que el Congreso del estado aprobó la creación de la dependencia desde el 30 de julio de 2019 y su funcionamiento fue paulatino, pues absorbió el personal, presupuesto, bienes y atribuciones del Instituto Poblano de las Mujeres (IPM).

La comparecencia de la funcionaria ante los diputados tenía como objetivo explicar el alza de la violencia contra las mujeres durante la cuarentena por Covid-19, así como las disparidades entre las cifras de denuncias que manejan el gobierno federal y el estatal.

Sin embargo, la percepción quedó casi igual porque la secretaria dejó en claro que las cifras “nunca van a coincidir”, debido a que no existe una base de datos única y se utilizan diferentes metodologías para las estadísticas.

Aumenta violencia por confinamiento

Díaz de Rivera reconoció que durante el confinamiento se incrementó la demanda de atención de víctimas de violencia, pues desde que inició la contingencia en marzo se han atendido 2 mil 726 llamadas para atención jurídica o psicológica y, de forma presencial se han atendido a 826 mujeres.

Si bien no precisó el alza que esto representa respecto a otros periodos, refirió que es evidente un alza de la violencia, por lo que incluso se habilitaron dos nuevas líneas para otorgar atención solo por mensajes de WhatsaApp, para las personas que temen ser escuchadas por sus agresores mientras denuncian por teléfono.

Detalló que por este medio sumaron 300 víctimas atendidas del 29 de abril al 31 de mayo, mientras que en la línea Telmujer se atendieron 6 mil 253 llamadas del 23 de marzo al 31 de mayo.

En lo que hace al número de emergencia 911, dijo que sumaron 4 mil 58 llamadas de víctimas de violencia, aunque este dato es de enero a marzo, antes de la cuarentena.

Además de las 46 mujeres que acudieron a refugios temporales, refirió que 26 se encuentran en un área especial por presentar síntomas de Covid-19, pero no precisó si hay casos confirmados.

Nuevos refugios en Huauchinango y Tehuacán

Anunció que el gobierno federal autorizó a Puebla 8 millones 646 mil pesos del Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas (Paimef).

Con esos recursos se proyecta construir dos refugios en Huauchinango y Tehuacán, pero no calculó la fecha en la que estarán listos.

Esto al asegurar que por decisión directa del presidente Andrés Manuel López Obrador, el dinero no se liberará en su totalidad, sino que se entregará en parcialidades cada mes o cada dos meses, lo cual hará difícil las licitaciones de las obras.

Las relaciones paternas son más complicadas que las maternas desde la perspectiva de la ausencia en el hogar y las implicaciones de la paternidad  a futuro, declaró la Dra. Dulce María Pérez Torres en un webinar organizado por la UPAEP como conmemoración del día del padre del próximo domingo. 

 

Explicó que el rol de ausencia del hogar para ser un proveedor material de las necesidades de hogar, se ha visto modificado en un contexto en el que la figura paterna del hogar comparte las funciones de proveedor material con las de proveedor emocional con la madre en la familia.  

 

Rol del Padre y desarrollo personal 

 

En cuanto al cambio histórico del rol paterno, la psicóloga  comentó que casi al final de la primera mitad del siglo XX mutaron parte de sus características, al no poder suplir al cien por ciento sus responsabilidades como proveedor dadas por hecho en otras etapas. 

 

Agregó que en el caso de las relaciones afectivas posteriores de los hijos, resulta primordial que se mantenga un esquema de sanidad dentro del hogar respecto al padre, pues muchos de los patrones aprendidos en los primeros años de vida permanecerán como una constante para la creación de vínculos amorosos en la adolescencia y la adultez.  

 

Además, la también socióloga describió un patrón de dificultad de la figura paterna para incluirse dentro de la dinámica familiar cuando este se retira de la vida laboral, pues su ausencia cobra factura dentro del núcleo parental cuando este regresa al hogar y sus familiares no lo integran completamente en el enrolamiento de su vida parental.   

 

Historia y Sociedad Patriarcal 

Para la investigadora, la figura de preponderancia familiar del padre deviene de la constitución misma de la sociedad, ya que cuando los seres humanos aún éramos nómadas recolectores, la figura del padre permitía mantener la salvaguarda de la tribu. Así, dictamina que las denuncias de grupos feministas en torno a lo patriarcal de nuestra sociedad deben tomar en consideración el largo trecho histórico de este modelo de convivencia hasta hoy y las dificultades que hay para modificarlo. 

Consideró que a pesar que desde hace 500 años en el imaginario colectivo se reconoció la importancia del padre dentro de nuestros lazos de convivencia como seres humanos, al acuñarse los primeros vestigios del término patriarcal, este ha sido relegado de la parte emocional del desarrollo humano en comparación con la importancia de las madres. 

Explicó que a pesar de que la madre es regularmente genera un vínculo emocional más fuerte con los hijos, el padre es quién genera cohesión en la mayoría de los casos dentro del núcleo familiar y la comunidad.