Mientras que el avance de la pandemia de coronavirus en Rusia continúa como uno de los países con más infectados a nivel global, se optó tomar una medida especial para el presidente Vladimir Putin que consiste en la instalación de un túnel especial de desinfección en la residencia del mandatario, la cual se ubica a las afueras de Moscú.

Además, se instalarán otras dos en el Kremlin, como confirmó este miércoles el vocero del mandatario, Dimitri Peskov.

Desde el inicio de la pandemia, Putin ha trabajado en su residencia de Novo-Ogariovo, cerca de Moscú. A partir de hoy, quienes lo visiten por trabajo deberán pasar antes por una cabina donde se los rocía integralmente con un producto desinfectante, como se especificó en un video publicado el martes por la noche.

 

Autoridades de la región de Penza, al este de Moscú, donde el aparato fue fabricado, indicaron que el dispositivo puede garantizar la seguridad del jefe de Estado y de sus visitantes.

La empresa fabricante se especializa en aparatos de limpieza automáticos destinados a la industria. El aparato es capaz de medir la temperatura de los visitantes e incluye equipo con tecnología de reconocimiento facial.

 

Eventualmente, el gobierno ruso ha anunciado que Putin se somete a pruebas de diagnóstico periódicas, al igual que todos los que se mantienen en contacto con él. Los visitantes deben también pasar un test antes de verlo cara a cara.

Hasta este miércoles 17 de junio, Rusia contabiliza más de 553 mil casos de Covid-19 con 7 mil 478 muertos.

Foto: Twitter / @AcevedoNoticias