La actividad en la planta armadora Volkswagen de México reinició este martes con el 16 por ciento de sus trabajadores, un día después de que Audi hiciera lo mismo, aunque ninguna de las dos está produciendo y únicamente están en una fase de preparación tras la suspensión por el Covid-19.

Desde las 5:30 horas de este 16 de junio comenzaron a llegar a la planta los trabajadores de la línea del KSII Golf, para capacitación, acciones de preparación y llenado de procesos productivos.

El área del KSI del Jetta entrará en actividad para el segundo turno mientras que en el tercer turno regresará la del KSII de Tiguan, con mil 100 trabajadores entre los tres turnos.

La planta recomendó que los trabajadores hicieran su arribo con el uniforme puesto pero no todos los trabajadores acataron la medida. Todos tuvieron que someterse a la revisión sanitaria instalada en el estacionamiento ubicado junto a la Puerta Tres.

Tras medirles la temperatura, hacer el proceso de sanitización y con un cubrebocas puesto, los trabajadores fueron entrando a la planta, respetando la sana distancia y evitando reuniones de más de cinco personas dentro de las instalaciones.

Mauricio Kuri Curiel, director de Comunicación Corporativa y Asuntos de Gobierno de Volkswagen, señaló que solamente se encuentran 22 trabajadores por unidad, para conservar la sana distancia. Al arribo se pide caminar donde este señalizado y al pasar por los torniquetes que se tienen que mover con el codo o el pie. 

 “Los procesos en un complejo automotriz como Volkswagen, partiendo que las líneas fueron vaciadas previo el paro técnico, requieren una adaptación, primero en las capacidades de personal para que puedan generar de los hábitos de higiene y poco a poco ir llenando esta línea que va desde estampados, carrocería y después pintura. Y estamos hablando de que paulatinamente iremos haciendo el llenado de todas las líneas, para hablar de toda la producción completa y es un proceso de casi dos semanas”, indicó.

Audi también ya reinició

En el caso de Audi, la segunda planta automotriz más importante del estado, la actividad en la misma modalidad de capacitación también se reinició desde ayer con el retorno del 30 por ciento de su plantilla laboral.

Al igual que Volkswagen, la empresa entregó kits de seguridad a los trabajadores y aplicó señalización y sanitización en áreas comunes para evitar contagios de sus colaboradores que se aplican desde su traslado pues también se aplicaron protocolos en el transporte del personal.

Puebla, la última en reiniciar del grupo VW

Este día el corporativo Volkswagen dio a conocer que con el retorno de los trabajadores a la planta ubicada en el municipio de Cuautlancingo se concretó la reactivación de las fábricas de automóviles en todo el mundo.

El corporativo señaló que las actividades en México fueron las últimas en reiniciar actividades tras 11 semana de suspensión, pues fue desde el 30 de marzo que la planta suspendió sus labores y envió a sus colaboradores a sus casas.

Antes que Puebla, las plantas de Brasil reiniciaron la semana pasada.

La primera planta de la armadora en abrir fue la de Zwickau, que reanudó la producción del modelo eléctrico ID.3 el pasado 23 de abril, seguida de la fábrica más grande de la marca, en Wolfsburg, que regresó a laborar el 28 de abril.