El hombre que murió la noche del sábado en la ciudad de Puebla, tras haber sido secuestrado y torturado, fue identificado como Francisco P.C., de 61 años de edad.

Ahora también se sabe que la víctima contaba con una tortillería en el municipio de Nealtican.

De acuerdo con información difundida en redes sociales, Francisco fue secuestrado desde el pasado viernes.

Tras su muerte, la noche del sábado en la ciudad de Puebla, donde fue localizado, sus deudos agradecieron en Facebook el apoyo de la gente.

“Agradecemos a toda la comunidad de nuestro pueblo por su apoyo y las oraciones que hicieron por el hermano Francisco P.C. Descanse en paz. Oremos por su descanso eterno y su alma”, escribió un familiar en redes sociales.

Otros más condenaron los hechos y pidieron justicia. “Estoy consciente que no es el momento para este tipo de comentarios, pero sí debemos tomar conciencia porque ya son muchos casos similares y considero que debemos organizarnos como ciudadanos de este municipio, ya que las autoridades están rebasadas e infiltradas por los mañosos”, comentó un poblador de Nealtican en Facebook.

La noche del sábado se solicitó la ayuda de los paramédicos en la Diagonal Defensores de la República y la Avenida 18 de Noviembre, para una persona herida, sin embargo, el varón fue llevado por los mismos agentes ministeriales que lo rescataron, a una clínica de la colonia Joaquín Colombres, donde no fue atendido debido a que el lugar no contaba con lo necesario.

Luego de buscar otro sitio donde atendieran al sexagenario, que estaba  golpeado, torturado y amputado de dos dedos,  finalmente murió en calles de la colonia Villa Verde.

Los responsables ya son buscados por la Fiscalía General del Estado de Puebla, quien investiga los hechos.